El estilo de vida correcto aumenta tu productividad

Sé perfectamente que el estilo de vida es algo subjetivo, que depende de la personalidad, los recursos y los gustos de cada persona, sin embargo, también creo que un estilo de vida sin una meta es sólo vivir por vivir. Todos tenemos metas que esperamos cumplir en algún momento y es por eso que debemos tener una forma de vivir congruente a ello. Responde esta pregunta, ¿tu estilo de vida es congruente con lo que esperas tener en un futuro?

El estilo de vida correcto

Cuando yo era niña y estaba en la escuela primaria, tenía una rutina muy simple (impuesta por mi mamá) que consistía en que al llegar a casa lo primero que debía hacer era quitarme el uniforme para luego comer con el resto de mi familia en la mesa, después de eso inmediatamente debía hacer toda mi tarea para poder tener el resto de la tarde libre para salir a jugar o ver mis programas favoritos en la televisión y  antes de cenar debía bañarme y ponerme la pijama.

Siendo una niña yo pensaba que todos mis amigos y compañeros hacían lo mismo al salir de la escuela y no entendía el por qué varios de ellos en ocasiones no llevaban la tarea o sabía que los fines de semana se desvelaban por haber olvidado que tenían alguna de ellas pendiente.  Llámenlo “privilegio” si ustedes quieren, pero estoy profundamente agradecida con mi mamá por inculcarme valores tan importantes como la organización y el sentido de la responsabilidad.

Mi abuela decía una frase que la he vuelto una regla de vida “la pobreza no está peleada con la limpieza” y eso creo que también aplica con la organización y la productividad. De niña yo deseaba con todas mis fuerzas tener un cuarto bonito para mi sola con un escritorio como los que salían en las revistas para niñas que me compraban de vez en cuando, sin embargo, aunque nunca pude tenerlo y el comedor de mi casa fue el testigo de que tampoco necesité otro lugar para cumplir con mis tareas a tiempo. No tanto porque me sintiera motivada a usar cualquier lugar que estuviera disponible como espacio de trabajo, sino por cumplir mi rutina diaria que me daba estabilidad y orden.

La productividad como estilo de vida

A lo que voy es que, el estilo de vida que tengamos influye directamente en lo productivas y organizadas que seamos. No porque tengas un journal hermoso y los dispositivos de última generación significa que vas encaminada a lograr tus metas. Ser una persona productiva es tener la firme idea de que puedes hacer mucho con lo que tienes a la mano, es algo que nace desde adentro y te motiva a cumplir con tus objetivos a tu manera porque sabes que es lo que te hace feliz y te satisface.

No porque yo tuviera una rutina específica cuando era niña significaba que le pudiera funcionar a los demás. Seguramente mis compañeros tenían un estilo de vida diferente que los alineaba con objetivos diferentes a los míos, ¡y eso estaba bien! Pasa lo mismo justo ahora.

El estilo de vida que tengamos puede o no acercarnos a nuestras metas, reflexiona un poco acerca de cómo es que vives cada día, las actividades a las que le pones más atención y a tus rutinas diarias ¿todo lo que haces y la manera en que vives te está acercando a la vida que siempre quisiste tener? Si no es así tienes dos opciones, o haces algo por cambiar tu estilo de vida o cambias tus metas.

También te puede interesar

La productividad comienza con esto

El secreto para permanecer motivada y organizada en la vida

Consejos para tener finanzas sanas

¡Logra organizar todo un mes de tu vida paso por paso!

Para ser productiva debes planear tus objetivos y cumplir tus metas poco a poco, puedes empezar con un este planeador de productividad que te servirá de guía para organizar todo tu tiempo y tus actividades del mes, de la semana y de cada día de forma simple y eficiente.

Con este planeador podrás comenzar de una vez por todas tu camino a la productividad.

Adquiérelo aquí

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.