Cómo llegar a ser financieramente independiente

Algo que siempre quise tener (como buena adulta responsable) fue un colchón financiero con el que pudiera estar preparada para cualquier imprevisto que me pudiera pasar, sin embargo, se me olvidaba que vivía al día con mi sueldo y me era prácticamente imposible ahorrar algo de dinero a final de mes.

Quiero ser independiente

La independencia financiera es algo que suena sumamente atractivo para quienes queremos tener el control de nuestra vida en todos los aspectos. No depender de nuestros padres o de alguien más para costearnos la vida que queremos es algo que nos llena de orgullo y nos hace sentir realizadas como personas.

Antes de pensar en independizarme no pensaba mucho en el futuro, así como llegaba el dinero a mis manos con la misma rapidez me lo gastaba en ropa, en miles de cafecitos con mis amigas y en cualquier entretenimiento que se me ocurriera. Hoy me preocupa un poco lo mucho que no cuidé mis finanzas en ese tiempo y si pudiera hablar con la Mely de hace unos años le diría que la vida sólo se vive una vez, sí, pero de manera responsable.

No puedo dejar de pensar que a nuestra edad nuestros papás juntaban dinero para una casa y nosotros lo hacemos para un concierto. Sé que la economía es muy diferente a la de entonces y que las prioridades también han cambiado pero no quisiera vivir estresada por cuestiones monetarias el resto de mi vida.

También te puede interesar

Voy a crear una vida abundante y prospera

Rompe tu relación tóxica con el dinero

Quiero tener una mente millonaria

Los primeros para ser financieramente independiente

Para alcanzar la independencia financiera hay de dos sopas, la primera, debemos entender que no es que no tenga dinero sino que no lo utilizo bien y la segunda, debemos desbloquear la intención de ahorrar. Después, hazte un autoanálisis siguiendo estos pasos:

Paso 1. Plantéate cuánto es lo que ganas y cuánto es lo que gastas actualmente.

Paso 2. ¿Cuánto te has puesto en mente que tienes que ganar para poder tener el estilo de vida que quieres vivir? Se completamente honesta, aquí nadie te va a juzgar.

Paso 3. Confronta tus posibilidades financieras. ¿Puedes darte la vida que quieres con lo que ganas actualmente? O ¿Necesitas hacer algo para ganar más que eso?

Paso 4. Cuando determines cuánto ganas debes determinar lo que puedas gastar y lo que vas a destinar a tu ahorro. Aunque el ideal es ahorrar el 30% de tus ingresos puedes hacerlo con menos, lo importante es empezar con algo. Una de esas partes de tu ahorro debe estar destinado a tus fondos de emergencias (que deben ser de 3 meses si tienes empleo fijo a 6 meses de tus ingresos si eres independiente) una vez que lo logras lo dejas ahorrado y lo metes al banco. Ese 30% se encarga de tu futuro.

Llegar a ser financieramente independiente depende de la Buena administración que le des a tu dinero y no precisamente de lo mucho o poco que ganes. Saber administrar tu dinero te abre oportunidades y desarrollas la habilidad de tener en control cada moneda que sale de tu bolsa.

¡Tus finanzas personales más sanas y organizadas que nunca!

Tus finanzas personales necesitan de tu atención, por ello aquí te dejo un planeador que te va a ayudar grandemente a conocer tu situación financiera actual y saber hacia donde se dirige.

En esta páginas podrás poner en orden y en perspectiva todo lo que necesitas para tomar decisiones inteligentes en tus finanzas.

Adquiérelo aquí

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.