Cómo atraer la riqueza a tu vida

El libro The Psychology of Money de Morgan Housel es una verdadera joya. Me llamó la atención la relación que ponía entre la psicología y el dinero porque para mí no podrían estar más alejados pero, aprendí (y ahora quiero compartir contigo) que desarrollar una buena administración del dinero no precisamente tiene que ver con números, fórmulas o términos complejos de inversión. Una buena administración del dinero tiene mucho que ver con el cómo te relacionas con este y cómo manejas tus emociones a la hora de tomar decisiones en tus finanzas personales y así, puedas acumular riqueza.

6 lecciones sobre la riqueza

Según el autor del libro, la administración del dinero no es una habilidad compleja y difícil sino una práctica lo suficientemente sencilla que debemos desarrollar. Para ello hay seis lecciones que debemos tener en cuenta si es que queremos lograrlo:

  1. Comprender que todos tenemos una experiencia única y diferente con el dinero. La relación que hemos tenido con el dinero desde niños forma nuestra mentalidad de ganar un patrimonio, de acumular riqueza y de gastarla. Nuestra relación y experiencia con el dinero se relaciona directamente con la educación que recibimos, nuestro entorno, el país en el que vivimos y la situación económica del mismo, la situación financiera de nuestra familia y hasta la educación que recibieron nuestros padres. ¿Qué relación tienes con el dinero? Tu respuesta es crucial en la manera que manejas tus finanzas personales.
  2. Que la suerte y el riesgo son hermanos. Es decir, cuando las cosas no salen como pensamos, eso no define el valor de tus esfuerzos ni significa que no vas a ser exitosa o que todo es muy riesgoso. Nadie logra el éxito sin equivocarse y debemos aceptar el hecho de que muchas cosas no saldrán como lo esperamos, que habrán muchos errores en el camino pero, que de ello aprenderemos lo suficiente para seguirlo intentando.
  3. Que es más importante disfrutar los logros que, esperar tener más y más. Hay una línea muy delgada entre el deseo de prosperar y el hecho de convertirse en una persona ambiciosa que todo el tiempo se siente insatisfecha y sin gratitud. Uno debe ser consciente de cuándo es que hemos logrado lo suficiente, antes de que nos arrepintamos de haber querido ir más alto y ocasionar nuestra caída.
  4. Entender el valor de la constancia.“De poquito a poquito se llena el cantarito”, eso aplica para toda la vida. Es decir, si quieres ser una buena bailarina tienes que practicar diariamente y si quieres aprender un nuevo idioma también tienes que practicar todos los días. En este caso se refiere al ahorro. Ahorrar regularmente por un largo periodo del tiempo es un elemento importante para acumular riqueza.
  5. Que hay una diferencia entre hacer dinero y conservarlo. Al mismo tiempo que tienes la oportunidad de hacer dinero, también tienes la oportunidad de tomar riesgos, invertir y ser optimista. El consérvalo solo te hace frugal, temerosa y pesimista de lo que pueda pasar.
  6. La diferencia entre rico y riqueza. Ser rica es algo que todos pueden ver, tener una casa, un buen coche y buena ropa, sin embargo, la riqueza es algo que está escondido, es algo que nadie sabe a ciencia cierta de cuánto dinero puedes gastar, el que está en tus ahorros y en las cuentas de banco que no tocas.

También te puede interesar

Quiero tomar a mis finanzas personales en serio

¿Tienes miedo a que no te alcance?

Si no tienes dinero, ten agallas

4 tips para mejorar tus finanzas

Parte de vivir tu mejor vida no solo incluye hacerte cargo de ti, mental, emocional y espiritualmente, sino también financieramente

  1. Usa apps de finanzas personales. Estas apps te dan la facilidad de registrar tus gastos en cualquier momento, también puedes registrar tus movimientos y organizar tus gastos mensuales e incluso, que puedas planear tus siguientes presupuestos en la palma de tu mano.
  2. Bloquea tu cuenta de ahorros. Pregunta a tu banco si puedes hacer que tu cuenta de ahorros pueda ser bloqueada para no disponer de ella hasta después de cierto plazo o cuando alcances cierta suma. Es una medida que te asegura que conservarás ese dinero y no lo malgastarás hasta llegar a tu meta.
  3. Compra menos y de mejor calidad. Dicen que lo barato sale caro y más vale hacer una buena inversión que nos va a durar más tiempo, que comprar algo económico que debamos adquirir varias veces.
  4. Edúcate. Que leas más libros de crecimiento personal y educación financiera, que tomes algún curso o que sigas a algún profesional que te guíe en tus finanzas, te ayuda a la toma de decisiones, a la buena forma de administrar o destinar el dinero, a una mejora de calidad de vida y al desarrollo del hábito del ahorro.

¡Tus finanzas personales más sanas y organizadas que nunca!

Tus finanzas personales necesitan de tu atención, por ello aquí te dejo un planeador que te va a ayudar grandemente a conocer tu situación financiera actual y saber hacia donde se dirige.

En esta páginas podrás poner en orden y en perspectiva todo lo que necesitas para tomar decisiones inteligentes en tus finanzas.

Adquiérelo aquí

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.