Mejora la relación entre tu corazón y el dinero

Mi papá siempre nos ha dicho a mis hermanos y a mí que antes que nada “guardemos nuestro corazón” y, hasta hace relativamente poco, pude entender los alcances de eso. Entendí que guardar nuestro corazón no es algo exclusivo del tema relacional y sentimental, guardarlo implica sanarlo constantemente, cubrirlo de bálsamo, escucharlo y  ponerlo en un lugar seguro todos los días junto con todas nuestras emociones. Dependiendo del estado en que se encuentre nuestro corazón es cómo podemos tomar decisiones acertadas y, a partir de ello, podremos identificar qué estamos permitiendo que se abra en nuestra vida, y lo que no, claro está.

Sobre todo, guarda tu corazón

Cuando estaba en el peor momento, del que tanto he hablado, fue como si un ladrón llegara a quitarme mi habilidad para creer, para querer y para tener fe en todo, ni se diga con el dinero. Tenía un miedo tremendo al futuro porque pensaba que nada iba a mejorar jamás, sino que siempre estaría en el mismo lugar y en la misma situación de siempre. ¿En qué momentos de tu vida el ladrón ha venido a quitarte lo que más deseas?

He aprendido que basta un trago amargo en la vida para que nos alejemos de los anhelos de nuestro corazón, ya sea hablando de una relación, hasta de una casa, un trabajo, una familia, un viaje. Muchos de esos anhelos están ligados indirectamente al dinero, aunque no lo parezca. Las cosas que queremos retan mucho a nuestro merecimiento económico, a nuestra paciencia y sin lugar a dudas a nuestra fe que decrece cuando las cosas tardan más de lo que esperábamos.

Una de mis amigas quien también pasó por un tiempo muy difícil me dijo “siento como si necesitara verme mejor y tener un buen patrimonio para poder merecer y conectar con nuevas y mejores oportunidades”. Tal vez mi amiga en ese entonces no lo sabía, pero ella tenía un corazón lastimado y desesperado por que llegaran bendiciones a su vida, como también lo estuvo el mío. El mismo ladrón que me asaltó unos años atrás, también le había robado a ella las esperanzas de tener una vida plena y su corazón se había creído todas las mentiras que había escuchado; mentiras de escasez, de derrota y de fracaso.

También te puede interesar

Rompe tu relación tóxica con el dinero

Voy a crear una vida abundante y próspera

¿Tienes miedo a que no te alcance el dinero?

No más muros

Lo cierto es que nos acostumbramos a vivir con todo menos con abundancia. Yo también dije “quiero tenerlo todo, pero no sé cómo hacerlo” y nada cambió hasta que supe que mi corazón debía ser sanado de creencias limitantes, de pesimismo, de miedo y de victimismo.

Para ser honesta, debo aclarar que el cambiar mi actitud y mi manera de ver al dinero no cambió mi situación económica en sí, pero sí puedo decir que si no hubiera hecho esos pequeños cambios en mi corazón no hubiera podido abrir todas las puertas por las que pasé para cumplir mis sueños.

Soy alguien que piensa que todos los grandes cambios en nuestra vida empiezan con un trabajo íntimo con nosotras mismas. Si mantuviéramos sano y guardado a nuestro corazón, seríamos más sabias, más sensatas y nada nos podría detener. Cuando uno cambia de perspectiva y tiene un corazón sano, todo obra para bien y es porque ya no vemos las cosas de la misma manera, donde veíamos muros ahora vemos nuevos senderos y, ¡esa es la meta!, que logremos ver oportunidades donde no las veíamos antes.

¡Tus finanzas personales más sanas y organizadas que nunca!

Tus finanzas personales necesitan de tu atención, por ello aquí te dejo un planeador que te va a ayudar grandemente a conocer tu situación financiera actual y saber hacia donde se dirige.

En esta páginas podrás poner en orden y en perspectiva todo lo que necesitas para tomar decisiones inteligentes en tus finanzas.

Adquiérelo aquí

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.