Tomando tus finanzas personales en serio

Vengo de una familia donde hablar de dinero siempre fue algo negativo, cada vez que se hablaba al respecto era para quejarse o para decir que no era suficiente. Yo crecí pensando que hablar del dinero era algo de mal gusto, constantemente evadía tener una conversación acerca de él y por ende crecí sin saber administrarlo. Sin embargo, cuando inevitablemente llegamos a ser adultos y tenemos la necesidad de independizarnos, las finanzas personales son algo que nos tenemos que tomar en serio, sí o sí.

¿Cómo saber si actualmente estás teniendo una relación tóxica con el dinero?

Lo cierto es que absolutamente todo tiene que ver con la relación que tienes con el dinero. Es decir, si creciste con una mentalidad de escasez como la mía, muy probablemente te encuentres preocupada por no saber si al final del mes te va a alcanzar a cubrir todos tus pagos pendientes. Por el contrario, si tienes pensamientos de prosperidad, tú misma te abres camino a tener una vida financiera estable.

Por ejemplo, tiempo atrás, la empresa en la que pude conseguir mi primer empleo después de la carrera hizo varios despidos. Una de mis amigas y yo estábamos muy preocupadas por lo que iba a pasar, ese trabajo era nuestra única fuente de ingresos en aquel entonces y no sabíamos qué íbamos a hacer si nos despedían, sobre todo ella que tenía dos hijos y estaba divorciada. En mi mente, me atormentaban los pensamientos pesimistas que fueron plantados desde que era niña diciéndome que sería muy difícil recuperarme económicamente, que no iba a conseguir un empleo mejor pagado si salía de allí y que todas las puertas se me cerrarían.

Long story, short… despidieron a mi amiga y yo conservé mi trabajo. Antes de irse ella me dijo “tal vez mis hijos no tengan todo a lo que están acostumbrados por un tiempo, pero no les va a faltar de comer”, pocos días después ella empezó a ofrecer sus servicios de maquillaje y peinado profesional mientras que, los fines de semana por las noches cantaba en fiestas y bodas; vendió parte de su ropa para empezar a comprar más y venderla también y, cuando tenía algo de tiempo, preparaba y vendía mermelada de frutas de temporada con una de las recetas de su madre.

Al final del día, ella logró hacerse de un sueldo bastante mayor del que ganaba en la empresa que la despidió antes de que, más tarde, fuera contratada por una nueva y, aunque ya había conseguido un nuevo empleo, siguió trabajando en lo que hacía pero ahora había abierto un salón de belleza propio, además, había formado ella misma un grupo de música para fiestas y ya tenía una tienda pequeña de ropa, sin dejar de lado que, continuaba ejerciendo lo más que podía su carrera de odontología en su nuevo consultorio. A sus hijos nunca les faltó nada.

Mi amiga le dio una tremenda bofetada a la mentalidad tan pobre que tenía en ese entonces y me hizo ver las cosas de una manera muy diferente a lo que por años yo creía. Entendí que todo comienza con dar un pasito a querer salir adelante y sobre todo a saber manejar mi dinero (mucho o poco que este sea).

Si tú, como hace un tiempo yo, no quieres abrir la aplicación del banco por miedo a saber cuánto te queda y gastas sin pensar cuánto dinero vas a tener en tu cuenta; si evades hablar del tema o si sólo estás soñando con metas económicas y no estás haciendo nada por ello, déjame decirte que son señales de que estás teniendo una relación tóxica con el dinero. Necesitas urgentemente actuar intencionalmente en relación a tus metas financieras y crear un buen presupuesto. Piensa que tener un presupuesto no significa limitarte, sino saber a ciencia cierta a dónde se va tu dinero.

Después de ver todo lo que mi amiga lograba, por supuesto que quise seguir sus pasos. En todas las veces que platiqué con ella, lo primero que llamó mi atención fue la manera en que ella mantenía en orden sus finanzas y, en eso, yo era un total desastre. Supe que ahí debía empezar.

Decidí hacer algo para sanear mis finanzas de una vez por todas, curar mi relación tóxica con el dinero y tener el control para sentirme cómoda con mi economía personal. Me propuse (con carácter de obligatorio) tener cada mes un money date donde pondría orden en todo el dinero que se mueve en mi vida. Este money date me lo tomaría muy en serio y debería ser igual de importante que una cita médica.

Pasos para tener un money date

Paso 1. Establecer un día y una hora específica para tu money date y que siempre se repita cada mes. Debe ser una cita placentera. Engaña a tu cerebro para que se sienta lo más divertido posible, enciende algunas velas aromáticas para inspirarte en los sueños que quieres cumplir, toma una copa de vino o una taza de café, pon música de que te ponga de buen humor y ponte ropa cómoda.

Paso 2. En un documento Excel o en una hoja de un cuaderno haz una tabla para hacerle una  auditoría a todas tus cuentas. Vas a vaciar tus cuentas de crédito y débito para saber exactamente cuánto tienes y cuánto debes, tienes que contar absolutamente todo para saber dónde estás parada financieramente, es importante saber a donde se va tu dinero y que tengas consciencia de ello.

Paso 3. Cuando termines de hacer tu auditoría, plantéate las metas que tienes a corto, mediano y largo plazo. Tomar en serio tus finanzas es estar alineada a tus propósitos y gastar tu dinero de manera responsable identificando los gastos innecesarios que tengas que eliminar.

Paso 4. Identifica las responsabilidades en las que estás procrastinando y que tengas que hacer. Por ejemplo, abrir una cuenta de retiro, establecer tu empresa legalmente, abrir una cuenta de inversión, buscar un contador, etc. y trata de que en cada cita intentes lograr una de ellas.

También te puede interesar

Quiero ser la reina de mi propia vida

30 Pensamientos que tienen las mujeres exitosas

Las claves para construir la vida que quieres

¿Por dónde empiezo a organizar mis finanzas?

Si crees que es difícil hacerte una auditoría y saber qué conceptos utilizar exactamente, ¡no te preocupes!, yo ya hice el trabajo por ti. Si crees que es momento de mejorar tus finanzas personales y sueñas con pagar todas tus deudas, quisieras invertir dinero y alcanzar por fin la libertad financiera, aquí es donde debes empezar. Un Planeador de Finanzas Personales te hace ver todo claro, desde el control de tus gastos y ahorro, hasta inversiones y generación de nuevas fuentes de ingreso.

He creado un Planeador de Finanzas Personales muy especial para ti y que es el ideal para usarlo en cada uno de tus money dates a partir de hoy. Está hecho con la única intención de que al terminarlo puedas cambiar de mentalidad y a comenzar a sanar tu relación con el dinero. ¡Al comprarlo una sola vez puedes usarlo las veces que quieras!

Este Planeador de Finanzas Personales es tan completo que fue detalladamente hecho para que puedas saber con exactitud:

  • el valor de tu patrimonio
  • el valor de tus gastos
  • con él vas a conocer el por qué no te alcanzan tus ingresos
  • por dónde se está escapando tu dinero
  • dónde empezar a ahorrar con los ingresos que tienes

Adquirir un Planeador de Finanzas Personales puede ser una de las mejores inversiones que hagas ahora. La historia de mi vida me ha enseñado que cuando no tratas con responsabilidad tus finanzas, se van de las manos.

¡Tus finanzas personales más sanas y organizadas que nunca!

Tus finanzas personales necesitan de tu atención, por ello aquí te dejo un planeador que te va a ayudar grandemente a conocer tu situación financiera actual y saber hacia donde se dirige.

En esta páginas podrás poner en orden y en perspectiva todo lo que necesitas para tomar decisiones inteligentes en tus finanzas.

Adquiérelo aquí

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.