El secreto para ser una gran líder

Cuando pienso en un buen líder, viene a mi mente una de mis compañeras de universidad que era súper popular. Para ser honesta, siempre me intrigó el cómo podía hacer que la siguieran tan fácil en las locuras que se le ocurrían y cómo tenía una facilidad de convencimiento increíble. Supongo que el carisma viene en porciones diferentes para cada quien, y a ella le fue muy bien cuando la repartieron. Yo hubiera querido tener esa seguridad en esos tiempos, pero creo que todo llega en el momento indicado, además, mientras unas nacen con ella a otras nos toca aprenderla.

Un líder nace y se hace

¿Un líder nace o se hace? Personalmente pienso que pueden suceder las dos cosas, mas no al mismo tiempo. Sin duda existen personas que nacen con una habilidad innata para inspirar que otros las sigan, pero también existen los líderes que se van formando conforme van madurando y creciendo personalmente. Sin embargo, también creo que las capacidades naturales de un líder no se comparan a la formación por medio de la experiencia que una persona adquiere y que va desarrollando su tipo de liderazgo. 

Independientemente si uno nace o no con el don de ser líder, me parece algo maravilloso el poder tener la oportunidad de compartir con alguien la sabiduría que obtenemos de todos los retos que enfrentamos, por ejemplo, dicen que entre más tóxico sea tu alrededor más resiliente eres, pero eso no tendría ningún valor si no lo compartieras alguna vez con alguien que lo necesita. De una vez te digo que si crees que lo tienes todo y que lo sabes todo, estás perdida y no eres una líder, sólo eres una persona odiosa.

Si estas aportando guianza, dirección y un propósito a la vida de alguien, eres una buena líder, incluso para ti misma. Una buena líder es alguien que es un ejemplo a seguir para un grupo de personas, es alguien que sabe hacia dónde se dirige, mantiene una mentalidad positiva y confía en sí mismo, se gana el respeto y transmite esa confianza a los demás.

Ser una buena líder no significa que tengas que hacer todo lo posible por parecer que no cometes errores, es más bien decir “soy suficiente mas no perfecta”, aceptar que tienes debilidades y defectos pero también ser clara en poniendo límites para mostrarte respeto y confianza en ti misma.

Tips para verte más confiada

La confianza es básica en el desarrollo de una buena líder, empieza por la toma de buenas decisiones que te ayuden a crecer y le siguen el coraje, la creatividad y la conexión con otras personas.

  1. Habla más despacio
  2. Erradica los “ammm” y “emmm” cuando hables, eso hace ver tus inseguridades
  3. Practica tu pose
  4. Sé amable y educada con todos
  5. Cuida cómo te vistes

También te puede interesar

5 maneras de ser más exitosa y más feliz

Las claves para crear un éxito imparable

Cómo tener una vida extraordinaria

Ataca como abeja

El boxeador Muhammad Ali una vez dijo: “Vuela como una mariposa, ataca como una abeja” y creo que ese es el secreto para ser una gran líder. Que seamos amables y consideradas no significa que no podamos tomar decisiones difíciles y arriesgarnos a hacer algo que otros no harían. Ser una líder es tener en claro que eres merecedora de serlo y se necesita valentía para hacer más de lo que puedes aparentar.

Ganarse el respeto y la admiración de las personas es algo fácil cuando aportas algo a la vida de ellos y predicas con el buen ejemplo. Una buena líder no hace sentir inferior a nadie, ayuda a que todos crezcan junto con ella.

¡Adquiere hoy mismo el plan de self care!

He preparado un plan completo de self care que consiste en una serie de worksheets donde, a través de actividades sencillas podrás entender el amor propio desde cero y empezar tu camino hacia la mejor versión de ti.

Adquiérelo aquí

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.