Cómo tener una vida extraordinaria

Si algo nos debería de quedar claro es que el tiempo es vida y que no deberíamos permitirnos desperdiciar ni un solo segundo en hacer algo que no nos haga felices o que no nos acerque un poco a nuestros más grandes anhelos y sueños. Suena fácil y muy bonito, ¿verdad? Aunque unas cosas suenen difíciles de lograr, yo siempre digo que nada es imposible en la vida, sólo hay que empezar con poquito y desde hoy. Vivir extraordinariamente adquiere un sentido cuando nos tomamos el tiempo de definir qué es lo que queremos para nuestra vida y que no, la sola intención de querer hacerlo es un buen comienzo. Una vida extraordinaria no es la que se presume en redes sociales, es la que disfrutas al máximo todos los días y que muchas veces ni siquiera tienes tiempo de compartir.

¿Qué significa tener una vida extraordinaria?

Una vida extraordinaria es despertar todos los días con el control de tu tiempo, es vivir en calma contigo misma y con los que te rodean, es sentirte libre de hacer lo que quieras sin tener culpas de nada y valorar siempre la persona que eres. Es vivir con una tregua entre tus virtudes y tus defectos y reconocerte las victorias desde lo más bajo, es ser ejemplo para otras personas desde tu resiliencia, es inspirar y ayudar, es tomar oportunidades sin miedo (o con él) y es crear recuerdos que te harán sonreír más adelante.

Esa podría ser una de las muchas definiciones personales que cada quien le pudiera poner a una vida extraordinaria pero, sin lugar a dudas siempre habrá una misma base de donde partir: el hacer de nosotras una prioridad. No se puede tener una vida extraordinaria si no te pones a ti misma en primer lugar; si no lo haces corres el riesgo de caer muy bajo en la jerarquía de prioridades de tu vida.

El ejemplo más claro está en nuestro tiempo. Es decir, si no tienes control de tu tiempo, otras personas lo van a aprovechar y de un momento a otro estarás viviendo solamente para ser parte de la vida de alguien más. Hacer respetar tu tiempo no es un acto egoísta, es parte de poner límites saludables y mantener buenas relaciones en tu entorno. 

Entendamos que nuestras relaciones lo son todo en nuestra vida, estas pueden influir en gran manera en nuestro estado de ánimo, en nuestra personalidad y hasta en lo mucho o poco que trabajamos para cumplir algunas metas. Los cierto es que a veces nos tomamos muy en serio lo que la demás gente piensa y eso también nos puede detener para vivir la vida extraordinaria que tanto queremos.

Primeros pasos para tener una vida extraordinaria

  1. Conoce tus prioridades. Alinea tus propósitos y metas a ellas, escríbelas y decide sabiamente qué es lo que realmente es importante para ti y en qué vas a gastar tu tiempo.
  2. Haz tiempo para ti misma en tu agenda de todos los días.
  3. Aprende a poner límites saludables en tu vida.
  4. Aprende a decir que no.
  5. Sé tú misma. Sé fiel a quien eres, a lo que te gusta y a lo que quieres para tu vida.
  6. Repite en tu mente constantemente que tú misma eres tu propio soporte y que tienes la capacidad de enfrentar lo que sea.
  7. Reevalúa de quién recibes opiniones. Mi mamá siempre dice “Toma las cosas de quien vienen”, y cuánta razón tiene.

Pueden parecer mínimos estos pasos pero ¡hey! Por algo se empieza ¿no?

También te puede interesar

Los hábitos saludables de personas exitosas

Cómo ser mejor tú cada día

Tus metas no son imposibles

Las verdades de tener una vida extraordinaria

Antes de decidirte a tener una vida imparable y extraordinaria, creo que lo más importante es entender tres cosas:

  1. Que las personas complacientes son deshonestas consigo mismas. Es cuando no haces las cosas siendo sincera con lo tú quieres y lo que sientes, sino con lo que quieren y sienten los demás.
  2. Si haces algo que no le gusta a alguien más y a ti sí, no hay razón para mantener a esa gente en tu vida.
  3. No siempre vas a saber tomar la decisión correcta, pero sí puedes tener los pantalones para afrontar las consecuencias.

La vida extraordinaria no es precisamente salir de viaje constantemente o lograr hazañas y probar con cosas extremas como lo que se publica en redes sociales, es un sentimiento y una manera muy personal de disfrutar todo lo que te es permitido vivir todos los días. Es sentir, crear, soñar y vivir al máximo teniendo como principal motor tu bienestar y amor propio.¿Cómo quieres recordar tu vida el día de mañana?

¡Adquiere hoy mismo el plan de self care!

He preparado un plan completo de self care que consiste en una serie de worksheets donde, a través de actividades sencillas podrás entender el amor propio desde cero y empezar tu camino hacia la mejor versión de ti.

Adquiérelo aquí

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.