Errores que comentemos al iniciar una vida fitness

¡Quién dice que nacemos sabiéndolo todo! La vida está llena de primeras veces en las que todos empezamos siendo principiantes, pero eso lejos de ser un obstáculo debería ser una motivación, porque los errores son los más grandes maestros y también los más constantes. Toda meta alcanzada está hecha de un gran número de pruebas y ensayos en los que se supo qué hacer y qué no; por eso, es preciso que cada persona trace un camino propio para cualquiera que sea su objetivo, sin pisar las huellas de nadie más y sólo voltear a verlas de vez en cuando para no cometer los mismos errores.

A prueba y error

El peor error que uno puede cometer al iniciar una vida fitness es pensar que lo sabemos todo. Lamento decirlo, pero nunca vamos a saber lo suficiente, o por lo menos es algo de lo que me he convencido en todos los procesos por los que he andado. No importa qué tan sencillo sea el tema que te interese, te apuesto lo que quieras a que siempre vas a tener la oportunidad de aprender algo nuevo.

Querer tener un estilo de vida fitness es una decisión muy íntima y personal que sólo el involucrado sabe el nivel de compromiso y los esfuerzos que se van a invertir para alcanzar ciertas metas. Durante ese proceso habrá días buenos y días malos en los que cuestionarse si seguir adelante o no va a ser el pan de cada día. Peor aún, se va a querer tirar la toalla cuando los resultados no lleguen y disfrutar de la vida parece una tarea difícil.

Sin embargo, lo cierto es que uno mismo tiene el poder de poner las reglas en esto y este, en particular, es uno de esos casos en el que el logro de los objetivos siempre va a estar en nuestras manos.

Los peores errores que podemos cometer al iniciar una vida fitness:

  1. Dejar los carbohidratos. La prohibición severa y repentina de carbohidratos puede provocar que el cuerpo descomponga las grasas en cetonas para obtener energía. Esto se denomina cetosis, que puede causar dolor de cabeza, fatiga y debilidad.
  2. Comer sólo cosas light. El error es creer que si sólo se consumen estos productos no engorda. Estos productos suelen contener grandes cantidades de sal, azúcar y almidón en comparación con los productos que tienen los componentes habituales.
  3. Correr o hacer cardio desmedido. Un exceso de ejercicios de cardio puede resultar en una pérdida de músculo, especialmente si se combina con una dieta restrictiva o baja en calorías.
  4. Pesarse todo el tiempo. Es probable que de un día para otro se produzcan cambios en el peso que no se deben realmente a un aumento o disminución de la grasa, o a que la persona esté engordando, sino a cambios hormonales o variantes en la salud de cada persona.
  5. Basarte en tu contador de calorías. Como lo menciona la nutricionista de Slow Life House. “Contar calorías no es suficiente, porque hay que tener en cuenta el porcentaje de proteínas, hidratos o grasas de la misma, que si no están correctamente proporcionados puede incluso motivar un aumento de peso o poner en riesgo nuestra salud”
  6. Hacer ejercicio todos los días. Puedes acabar produciendo un desgaste de los músculos y las posibilidades de sufrir lesiones o daños musculares aumentan considerablemente.
  7. Dejar de comer por comer. Las dietas extremistas a largo plazo pueden llevar a un efecto rebote.
  8. Estas tan obsesionada en tener resultados. Es preferible hacer ejercicio de manera controlada que hacerlo según tus expectativas ya que, en el peor de los casos, se puede llegar a tener trastornos de comportamiento.
  9. Piensas que te vas a ver como alguien. La imagen del ideal de la persona atractiva tiene mucho que ver en tratar de seguir un estilo de vida en específico. Eso puede  producirte estrés, y hay pocas cosas que son peores para tu cuerpo que la tensión.
  10. Lo haces porque piensas que alguien te va a tratar diferente cuando logres la meta.

También te puede interesar

¿Cómo crear una rutina fitness fija y balanceada?

¿Quieres tener un cuerpo fit en poco tiempo? 

¿Estás lista para lograr el cuerpo de tus sueños? 

Es de sabios equivocarse

Tu salud siempre debe ser lo más importante y basar tu vida en todo aquello que te traiga un bienestar es la mejor decisión que puedes tomar. Sin embargo, puede ser que en el camino te equivoques y eso no tiene nada de malo, al contrario, es como encontrar todas las maneras en que no debes hacer las cosas. Bien dicen que es de sabios equivocarse y eso sólo nos comprueba que equivocarse no es malo, lo malo es seguir haciendo lo que sabes que no es correcto.  

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.