¿Cómo construir la disciplina para lograr un cuerpo fitness?

¿Quieres tener un abdomen plano y unas piernas y brazos tonificados? ¿Has intentado seguir una rutina de ejercicios y alimentación pero siempre las dejas a medias? Amiga, bienvenida al grupo. No somos las únicas a las que nos cuesta ser disciplinadas con el ejercicio y no vamos a ser las últimas. Creo que no importa cuántos discursos motivacionales escuchemos o cuánta inspiración encontremos por todos lados, nunca va a ser suficiente cuando estamos  a mitad del camino, por ello, lo único que nos queda es hacer que cuando la motivación termine, que la disciplina termine el trabajo.

Qué hacer para empezar a construir una disciplina

Primeramente, ¿qué es la disciplina?, es la habilidad de seguir una serie de principios relativos al orden y la constancia, tanto para la ejecución de actividades cotidianas, como en tu vida en general  para cumplir con un objetivo. La intención es no ceder a lo que quisieras hacer sino cumplir con lo que sabes que es por tu bien y te va a llevar al fin que te has propuesto. Desgraciadamente, la disciplina es algo que se hace y no con lo que se nace. Ojalá fuera una aplicación que se instalara en nuestro sistema automáticamente cuando nacemos  pero no es así. 

Siendo honesta, considero que en mi caso la disciplina no ha sido un gran problema y todo gracias a lo que mi madre me inculcó de niña. Desde que tengo memoria, la imposición de prioridades y el cumplimiento de mis responsabilidades siempre fue la enseñanza más constante en mi casa. Por ejemplo, cuando tenía ocho años, mi rutina era que saliendo de la escuela y después de comer, lo primero que debía hacer eran mis tareas y luego tendría permiso de jugar. Los fines de semana tenían que hacer quehaceres pequeños que mi mamá me asignaba y luego podría hacer lo que quisiera. Aunque parezca poco, eso me hizo tener una noción de que si uno se esfuerza, establecemos prioridades y cumplimos con  responsabilidades, más tarde viene el momento de disfrutar sin preocupaciones.

Sin embargo, luego me di cuenta que no todos tuvimos ese tipo de educación y que incluso los caracteres influían mucho en la cantidad de disciplina que tenemos. De niña pude darme cuenta que mis amigas hacían cosas diferentes en sus vidas comparadas a mi rutina, y con mayor razón pude entender que hay hábitos que llevan años y años en nuestra vida y que por obvias razones son difíciles de cambiar, la procrastinación, por ejemplo. Yo tampoco me he salvado de ella, sobre todo cuando hay que hacer cosas de las que no soy muy fanática.

Hacer ejercicio es de mis cosas menos favoritas en la vida pero sé que es necesario para alcanzar mis metas físicas y sobre todo para estar saludable. Cuando ya somos adultos es más complicado trabajar en un comportamiento que no era parte de ti pero, ese es el punto, lo que más practicas es lo que más refuerzas. La disciplina es algo que debe estarse trabajando diariamente y ella siempre va a ser la pieza fundamental para cualquier meta que te propongas.

Tener un cuerpo fitness es inconcebible si no hay disciplina de por medio. Aclaro, tampoco es que vayas a querer hacer las cosas como soldado invirtiendo horas y horas en el gimnasio y limitándote lo más posible en comer lo que más te gusta, sino más bien ser consciente de que sin un poco más de esfuerzo y compromiso no vas a llegar muy lejos y vas a quedar a la mitad del camino como otras tantas veces (como yo también lo he hecho). No puedo contar todas las veces que me quedé a la mitad de una rutina o las veces que decidí  comer toda la comida chatarra que quería solo por satisfacer mi gula. Para lograr tener un cuerpo fitness se debe empezar por construir una disciplina:

  1. No faltes dos veces seguidas a hacer tus entrenamientos. Siempre puedes faltar un día pero nunca dos. Como dice mi mamá, “si lo haces dos veces ahí te sigues y no vas a parar”.
  2. La motivación es lo que te impulsa a empezar pero, ¿qué hace que te mantengas? Recuerda que los hábitos son los que crean un estilo de vida, aquí te digo cómo crearlos.
  3. Cambia tu mentalidad. Deja de pensar en que estás gorda o que te va llevar mucho tiempo lograr tonificar tu cuerpo, mejor ponte a pensar que quieres ser una mujer fitness y que el ejercicio un no negociable, encuentra el tiempo para destinarlo a cumplir tus metas quédate con la idea de que vas a cumplir tus propósitos y haz lo que sientas que te va a ayudar. Cada día tienes la oportunidad de hacerlo, es normal que no te guste pero es necesario y pronto se hará un hábito.

También te puede interesar

¿Quieres tener un cuerpo fit en poco tiempo?

6 tips para mejorar la confianza en ti misma

Las claves para alejar a las inseguridades de tu vida

¿Qué tanto lo deseas?

La disciplina no es la mala de la historia cuando tienes una base de buenos hábitos que te ayudan todos los días a cumplir tus metas. Sé que el lograr tener una vida fitness suena muy complicado si lo vemos desde nuestro físico o nuestras debilidades pero no es nada imposible. Todo empieza por pequeños cambios, por pasos chiquitos y por una inspiración constante a cambiar tu estilo de vida y de paso tu alimentación y tu cuerpo. Todo depende de la respuesta que le des a qué tanto deseas tener un cuerpo fit.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.