¿Estás lista para conseguir el cuerpo de tus sueños?

Sinceramente, ¿qué piensas cada vez que te ves desnuda en el espejo? Si estás aquí, es porque creo que no se necesita estar en la víspera de año nuevo para tener en mente el propósito de bajar de peso o de mejorar de alguna manera el aspecto de nuestro cuerpo, ¿verdad? Pero ¡hey!, la buena noticia es que siempre es un buen momento para empezar, aunque, la mala noticia es que lo difícil no es iniciar un régimen de ejercicios o alimentación sino, mantenerse. Aquí la pregunta clave es, ¿qué tanto deseas tener el cuerpo que siempre has querido? Cualquiera que sea tu respuesta, te apuesto a que entiendes que no todo es gratis en la vida y que todo lo bueno amerita un esfuerzo extra pero, eso no significa que uno se tiene que matar por horas en un gimnasio y comer lechuga todos los días, sino que para lograr lo que queremos tenemos que ser más inteligentes que eso.

La construcción del cuerpo de tus sueños

First things first, todo va a  depender del tipo de cuerpo que tú consideres que es perfecto y de una vez te digo que el cuerpo perfecto no existe. Una cosa es tener una imagen bien definida de lo que para ti es un cuerpo ideal y otra cosa es que pienses que eso lo vas a obtener tú de manera idéntica y además en tiempo récord. Bajémonos un poco de esa nube un ratito y empecemos por el principio.

Hace unos meses, una de mis primas decidió hacerse una cirugía estética y eso me dejó como enseñanza que no hay camino fácil para tener el cuerpo de tus sueños. Aunque pareciera la opción más sencilla, incluso ella tuvo que esperar algunos meses para ver su cuerpo completamente recuperado, no sin antes pasar por muchos días de difícil recuperación después de salir del quirófano y, por supuesto, luego seguir una rutina de ejercicios para permanecer siempre así de guapa como salió. Por otra parte, una de mis amigas que tiene los músculos más firmes que mis convicciones puede contarle a cualquiera sobre todos los años que se ha pasado de vida en el gimnasio hasta verse como hasta ahora. En conclusión, no hay camino fácil pero por algo se empieza.

Dicen que construir el cuerpo de tus sueños es como construir tu propia casa. Empiezas con unos cimientos fuertes de buenos y sólidos hábitos y actitudes antes de crear el resto. Si tienes unos cimientos fuertes puedes soportar cualquier tormenta, puedes soportar semanas sin cumplir tu dieta o las veces que la vida se vuelve un poco estresante y ruda. Tu cuerpo es la casa en la que vas a vivir el resto de tu vida, no apresures su construcción, todo toma tiempo.

Si ya te decidiste que vas a poner todos tus esfuerzos y esperanzas en conseguir el cuerpo de tus sueños (sea cual sea el camino que elijas), antes deberías empezar por estos pasos:

  1. Elije cuál es tu meta. ¿Quieres bajar de peso? ¿quieres aumentar tus músculos? ¿Quieres tener más fuerza? o ¿quieres mejorar tu condición física?
  2. Busca información basada en la meta que vas a perseguir. Infórmate lo más que puedas de todo lo que te conviene hacer con artículos, libros, revistas y pide opiniones de especialistas.
  3. Crea un programa y apégate a él. Después de consultarlo con un coach programa tus rutinas de ejercicio a la semana y sé disciplinada.
  4. Crea un plan de nutrición. Acude con un nutricionista que pueda darte una opinión profesional de lo que debería de ser tu dieta. No juegues con eso, tu salud siempre va a ser lo más importante.
  5. Sé paciente contigo misma y con tus metas.
  6. Toma fotos de progresos.
  7. Sé consistente.

Cada mes proponte hacerte una evaluación rápida para ver qué tan bien te está yendo con tus rutinas, tu alimentación y tu estado de ánimo desde que comenzaste. Responde sinceramente estas preguntas:

  1. ¿Cómo estás durmiendo?
  2. ¿Qué tanta hambre tienes en el día? Si tienes hambre más de lo que deberías, es una red flag.
  3. ¿Cómo te recuperas después del ejercicio?
  4. ¿Cómo es tu energía? ¿Te sientes vigorizada o cansada la mayor parte del tiempo?
  5. ¿Cómo es tu digestión?
  6. ¿Cómo están tus niveles de estrés?
  7. ¿Qué has logrado con tu dieta?

El escuchar a tu cuerpo en este proceso puede evitarte muchos problemas a la larga. Las red flags también aparecen en nuestros hábitos y el cuerpo es tan sabio que te lo va a decir tarde o temprano.

También te puede interesar

Las claves para tener un cuerpo fit en poco tiempo

Cómo mejorar tu relación con tu vida fitness

5 claves para alejar tus inseguridades

Nada es imposible

No voy a mentir, conseguir tener el cuerpo de tus sueños no es algo que suceda de la noche a la mañana y todo va a depender de lo mucho que lo desees, como bien dicen, lo imposible sólo cuesta un poco más. El cuerpo de tus sueños va de la mano de todo lo que beneficia a tu propia anatomía y de las decisiones que tomes para buscar un físico que te haga sentir cómoda, saludable y segura de ti misma. Sea cual sea tu ideal de un cuerpo bonito, traza el camino correcto para cumplir las metas no sin antes saber amarte y valorarte desde antes de conseguirlo. Eso es lo único y más importante.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.