6 Tips para construir la confianza en ti misma

Si algo me sigue quedando claro todos los días es que si no tengo confianza en mí misma, la vida se hace muy difícil. ¿Cuántas veces has dudado de ti? ¿Cuántas veces tú misma has sido tu propia piedra de tropiezo? Lo cierto es que, muchas veces nos convertimos en nuestro peor enemigo cuestionando cada paso que damos como si fuéramos el juez más tirano. ¿Por qué es más fácil quitarnos valor que darnos algo de crédito de todo lo que hacemos? Ser confiada no tiene nada que ver con un comportamiento ególatra o con un trastorno narcisista, es sentirte segura de ti misma y de tu talento de una forma realista, se trata de saber, internamente y con serenidad, que eres una persona capaz de hacer lo que te propongas. 

La construcción de la confianza en una misma

Me causa mucha gracia que en las películas de adolescentes (de esas idílicas que suceden en High School), en el punto más crítico de la historia, basta que alguien le diga al protagonista que “crea en sí mismo” para que en la siguiente escena todo tenga una solución y termine en un final feliz. Ojalá que el hacer que uno crea en sí misma fuera tan sencillo como que alguien viniera a decirlo y que se lograran arrancar años de inseguridades en una fracción de segundos.

Hablo desde mi experiencia, vengo saliendo de una etapa de mi vida en la que la confianza en mí misma era inexistente. Las decisiones más importantes, mi forma de ser y hasta la ropa que me iba a poner eran asuntos que delegaba a otras personas. Cuando esas personas se fueron, yo estaba perdida. Hasta hoy sigo trabajando en tomar mis propias decisiones de la mano de gente que en lugar de tomarlas por mí, me empoderan a hacerlo yo misma con paciencia y cariño y,  actualmente,  puedo decir que el camino se hace más corto a la meta cada día. 

Con todo lo que he pasado en esa y en otras situaciones más en las que la confianza en mí misma ha sido un tema recurrente, puedo decir que ahora creo firmemente en que el trabajo duro y constante para lograr una relación sana con la persona que vemos en el espejo todos los días, nos abre las puertas a posibilidades maravillosas, nos permite un crecimiento en todos los aspectos, nos da seguridad, paz y un nivel más alto de autoconocimiento que no trae más que cosas buenas.

Dicen que la confianza y el respeto se ganan y, viéndolo de esa manera, creo que también aplica de forma más personal. Aunque nos pongamos a pensar en todas las veces que nos auto saboteamos, lo cierto es que debemos darnos la oportunidad de dudar un poco menos y no darle tanto protagonismo a nuestras inseguridades. Empecemos con pequeños pasos en el camino:

  1. Monitorea tu progreso hacia tus metas. Escribe tus avances en un journal y dale un vistazo de vez en cuando para que recuerdes dónde empezaste y mires dónde estás,
  2. Encuentra el lugar en silencio para recordar tus propios pensamientos y quien eres, sin tomar encuentra los de nadie más.
  3. Cuestiona tus críticas. ¿De dónde vienen? ¿Quién las hace? Mi abuela siempre me decía que tomara las cosas de quien venían, tú sabes el valor que les otorgas.
  4. Cuida lo que consumes de las redes sociales. Que tu feed se llene de buenas vibes y personas que te alienten a sacar lo mejor de ti, no solamente a ver lo mejor de ellos. ¿Y si nos seguimos en Insta?
  5. Haz tu rutina de selfcare. Recuerda que el selfcare no son sólo mascarillas y chocolates. Aquí te digo cómo.
  6. Escúchate. Nadie puede saber cómo te sientes en realidad más que tú misma. Date la oportunidad de ser absolutamente honesta contigo sobre qué sientes y qué piensas,  hazte de vez en cuando un auto análisis para saber por dónde comenzar (si es necesario) a sanar y crecer.

También te puede interesar

5 consejos para amar tu cuerpo

¿Por dónde empiezo a sanar si no puedo ir a terapia?

¿Cómo reconectar con tu mejor versión?

“Confía en ti misma”

 Tener confianza en una misma no es solamente verse confiada frente al espejo, es un trabajo duro que sólo quienes no la tenemos sabemos a lo que nos enfrentamos. Ser segura de ti misma es lograr tener una buena opinión propia, saber defenderte de las opiniones maliciosas de alguien más y no permitir que eso te dañe, es crecer desde tus debilidades y aceptar y ver con naturalidad a tus inseguridades. Tener confianza en ti misma es saber distinguir lo que estás haciendo bien y lo que no, lo que haces por tu voluntad, lo que quieres seguir siendo, lo que quieres para tu vida y lo que no.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.