5 sencillos cambios en tu vida para ser más saludable y feliz

Dicen que un hábito malo no se elimina, sino que se sustituye por un hábito bueno. Si nos ponemos a pensar, hay hábitos malos que no nos damos cuenta de que tenemos hasta que nos ponemos a indagar en nuestros estilos de vida. Un hábito no es solamente levantarse temprano o lavarse los dientes, un hábito también son acciones que hacemos por default y son precisamente esos de los que vamos hablar en este post y a los cuales les vamos a hacer unos sencillos cambios para ser más felices y saludables.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Aunque suene fácil, cambiar cosas en nuestra vida es más complicado de lo que parece. Imagínate, llevas años creando costumbres y hábitos que no va a ser sencillo deshacer pero, si uno está consciente de lo que ya no queremos y lo que sí, sólo nos va a llevar un poco de tiempo el hacer los ajustes necesarios para renovar nuestra actitud y nuestro estilo de vida. Nada es imposible y si esto nos va a llevar a un mejor estado físico y mental creo que vale la pena intentarlo.

También te puede interesar

Guía para crear una rutina saludable

Cómo crear hábitos saludables y duraderos

Cómo darte un self care radical

5 sencillos cambios para tu vida

Y es que, muchas veces nosotras mismas somos nuestra propia piedra de tropiezo. Tenemos actitudes y hábitos poco saludables que nos hacen infelices poco a poco pero, de nosotras depende identificar todo aquello que no nos hace bien en nuestra vida y desecharlo con el único fin de mantener una buena salud mental, emocional y física. O bien, hay algunas otras opciones por las que podemos cambiar lo malo por lo bueno. Empecemos por esto:

  1. Deja de buscar un peso ideal, sustitúyelo por cambiar lo que ves en las redes sociales. No bases tu peso en los números de otras personas. Todos los cuerpos son diferentes y lo único que deberías hacer es consultar con un especialista para que por medio de una buena rutina de ejercicio y alimentación puedas lograr tu peso y medidas óptimas.
  2. Deja de esforzarte demasiado, descansa cuando tu cuerpo te lo pida. El descanso también es parte de una rutina diaria, sin él no puedes reponer tu energía y puedes estar expuesta a los burnouts. No pasa nada si te tomas un break.
  3. Cambia los “debería”,  por lo que en realidad te funciona. Todos sabemos lo que nos gustaría hacer o tener pero, ¿es lo que necesitamos y lo que nos funciona de algo? Examina tus metas, tus hábitos y las actividades que hacer cada día para hacer lo que te hace sentir bien.
  4. Cambia los esfuerzos, por disfrutar un poco más. Recuerda esto siempre, no estás viva para ser perfecta, estás aquí para disfrutar de la vida.
  5. Deja de estar a dieta siempre, cámbialo por comer balanceadamente. Todo está en el equilibrio, no te limites a comer lo que más amas por perseguir un número en la báscula, la única regla debería ser la prudencia.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.