Cómo darte un self care radical

El término self care, muchas veces suena más superficial de lo que en realidad es. El self care es más que spas y baños de burbujas, es cuidar de ti misma y poner como prioridad tu bienestar por encima de todo. Aunque el cuidar de uno mismo no es un término nuevo, el dedicarnos a mantener un buen estado físico y metal es igual de importante hoy y siempre. El escuchar lo que nuestro cuerpo y nuestra mente tienen para decirnos es dar el primer paso para darnos un self care radical.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Todo comienza por pequeños pasos, comer tu platillo favorito, dar un paseo al aire libre, hacerte un facial, pasar tiempo con tu familia y amigos, obtener ese libro que querías comprar hace mucho, en fin, cada acción que hagas para consentirte es auto cuidado. Sin embargo, para tener un self care radical vas a necesitar ir más profundo que eso.

También te puede interesar

Guía para crear una rutina saludable

Cómo conseguí un estilo de vida saludable

Cómo crear hábitos saludables y duraderos

Qué hacer para tener un self care radical

El self care empieza en el momento en que decides ser más feliz y estar más cómoda contigo misma, es hacerte cargo de ti con todo lo que está a tu alcance con el único propósito de mejorar, traer paz y equilibrio a tu vida.

  1. Identifica qué es lo que quieres y lo que ya no quieres en tu vida. Haz un análisis de tu situación actual y decide qué es lo que quieres mantener y lo que no, puedes decir, ya no quiero sentirme así, ya no quiero seguir con mis relaciones tóxicas, quiero ser feliz o cualquier otra necesidad que tengas, sácala a flote y piensa en qué hacer para no sentirte de la manera en que lo haces ahora. Todo se empieza por algo, por muy pequeño que parezca.
  2. Identifica lo que necesitas en tu vida. Todo self care que se respete necesita trabajo, no importa qué tan hondo se deba buscar. Tú necesitas aprender, necesitas poner prioridades, necesitas (talvez) perdón y perdonar, necesitas amar y amarte, necesitas de todo aquello que está en tus manos cambiar para sentirte mejor.
  3. Ponte al corriente contigo misma. Quizá hay áreas de tu vida que has descuidado y es el momento de regresar ahí. Tómate un café contigo misma y traza el camino de vuelta hacia lo que habías dejado atrás.
  4. Ponte al corriente con los demás. Puede ser que tu mejor versión hace tiempo ya no está con tu familia, tu pareja o tus amigos, si es así, toma cartas en el asunto. Corrige tus malas actitudes con ellos, sana heridas, reconcíliate y si es necesario discúlpate. Tienes la capacidad emocional para conversar con alguien y para discutir, siendo paciente y tolerante. No hagas las cosas por alguien más, hazlo para tener paz contigo, eso es lo más importante.
  5. Ponte al corriente con Dios. Creo que la espiritualidad es parte fundamental para poder tener paz y consciencia de lo que hacemos y que, creer en algo en la parte faltante de este rompecabezas. Cuando trabajas en ello piensas con mayor claridad, encuentras un propósito y entiendes lo que no entendías tiempo atrás. Date la oportunidad de tener una cercanía real con Dios.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.