Cómo crear hábitos saludables y duraderos

Hace unos días escuché en algún podcast que Aristóteles decía que somos lo que hacemos repetidamente y eso, inevitablemente,  me puso a pensar en todo lo que hago actualmente desde que me levanto hasta que me voy a dormir. Creo que poner atención a todo lo que hacemos diariamente, trae la posibilidad de mejorar nuestras rutinas y de crear hábitos que sean saludables y duraderos tomando en cuenta nuestras metas y propósitos. Nunca va a estar de más intentar todo lo que nos haga bien.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Para ser honestos, crear un hábito no es tan fácil como suena. La creación de un hábito requiere de paciencia y disciplina. Según William James, una actividad debe repetirse por lo menos durante 21 días para que el cerebro la pase a nuestra parte consciente, la convierta en aprendizaje y finalmente la almacene como un hábito, ya que el cerebro no asimila los cambios de golpe sino de manera gradual. Por otro lado, la Universidad de Londres (University College London) concluye que para crear un hábito nuevo puede tardar de entre 18 y 254 días, y que la mayoría de personas lo consiguen a los 66 días. Es evidente que esta gran variabilidad dependerá de lo complejo que sea el hábito y que crear un hábito saludable y duradero dependerá de lo mucho que quieras hacerlo.

Los hábitos pueden ser de dos tipos:

  1. Los hábitos que siempre están presentes. Como tomar agua y hacer ejercicio.
  2. Los hábitos de pocas veces al año. Por ejemplo, la limpieza profunda a la casa cada seis meses.

Date un tiempo para reflexionar los hábitos que ya no quieres tener y los que quieres crear, recuerda que los hábitos malos no se eliminan, se sustituyen por hábitos buenos.

También te puede interesar

El secreto para aprender a comer sin obsesionarte

Consejos para crear un estilo de vida saludable

Guía para crear una rutina saludable

Creando nuevos hábitos

Implementar cada hábito requiere una atención diferente y aunque crearlos no es cosa del otro mundo, sí debemos hacerlo siendo conscientes del por qué los creamos y qué es lo que queremos obtener de ellos. Antes de crear un hábito debes considerar lo siguiente:

  1. Define qué quieres cambiar o qué quieres lograr. No implementes un hábito sólo porque te lo recomiendan o porque se te ocurrió.
  2. Comienza escribiendo una lista de 10 hábitos pequeños por semana. No te pongas metas gigantes.
  3. Poquito a poquito. Entiende que tienes hábitos que te has demorado años en crear y que, por ende, no se van a eliminar ni a sustituir por otros en una semana.
  4. Prémiate cada vez que lo hagas. Puede ser que en sí, no disfrutes llevar a cabo un hábito  pero tu cerebro libera endorfinas cuando al final te des un treat. Por ejemplo, al final de la semana, date un premio por hacer ejercicio pero, NO INCLUYAS COMIDA, date un masaje, sal a pasear a un lugar nuevo, hazte un facial o cualquier otra actividad que disfrutes.
  5. Facilítate la vida. Los hábitos son para eso, para facilitar y mejorar tus rutinas. Haz lo que tengas que hacer para vivir más feliz y mejor.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.