El secreto para aprender a comer saludable sin obsesionarte

Querer cuidarnos a través de la comida no es una moda. Si bien, hay un aumento en el interés por la alimentación con un consumidor cada vez más informado, lo cierto es que, no siempre es de la mejor manera. Un estilo de vida saludable es aprender a vivir en equilibrio implementando ejercicio, alimentación y cuidando lo que nuestra mente consume. Aunque hoy en día tenemos una disponibilidad inmediata a la comida, requerimos regresar a lo básico con disciplina y sin obsesionarnos.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Cuando estaba en la universidad una de mis amigas de entonces estaba obsesionada con adelgazar, honestamente, ahora que lo recuerdo ella tenía un cuerpo fantástico que no necesitaba de nada más de lo que ya hacía. Un día llegó con la novedad de una dieta que sus tías le habían recomendado y que a ellas las había hecho perder tres kilos en tres días y que aparte les había servido como détox para mejorar la salud intestinal. Para entonces, yo ya me había convencido de seguir sus consejos de bajar de peso (aunque no lo necesitara) y para hacer corta una larga historia, quise seguir la dichosa dieta (un error, por cierto).

La dieta era descabellada ahora que lo pienso, el primer día debía ingerir un fuerte laxante para “limpiar” mi organismo y por la mañana comer un pequeño plato con papaya y al medio día una ensalada de lechuga y atún, ¡eso era todo! El resto del día sólo podía consumir agua y punto. Por más que lo pienso e incluso lo he consultado con mi amiga nutrióloga, eso es más dañino que beneficioso. No logré hacer la dichosa dieta milagrosa porque me sentí mal pocas horas después del primer día, además, no creo que fueran ciertos los resultados que tanto prometían.

En esa ocasión entendí que no todo lo que nos aconsejan es bueno y que el hecho de estar saludable no está relacionado con una dieta en específico. Hay una infinidad de dietas a las que podemos tener acceso pero no todas nos pueden beneficiar. Aprender a comer saludable es lo más importante y eso se basa en tres principios.

  1. Comer saludable es dejar de relacionar a las emociones con la comida. La “comida emocional” nos lleva a tener impulsos al momento de hacer la compra de alimentos metiendo en la cesta productos poco saludables.
  2. Comer saludable es, también, entender que la talla no es un indicador de salud, lógicamente con límites, una persona con infrapeso o sobrepeso no denota su estado de salud ni emocional ni físico. Una talla o un peso no determinan lo saludable que podemos llegar a estar.
  3. Comer saludable es un balance perfecto entre respetar nuestros límites alimenticios y ser flexibles cuando queramos comer lo que más nos gusta. Eso también es parte de la salud mental y física de todos.

También te puede interesar

El secreto para mejorar física y mentalmente

Guía para crear una rutina saludable

Cómo conseguí un cambio real en mi cuerpo y mi mente

Comer saludable sin obsesionarte

Primeramente, tomemos en cuenta de que hay una línea muy delgada entre estar saludables y el forzarnos a serlo. Entendamos primeramente que una dieta (si se pretende seguir una) tiene que adaptarse a nuestra vida y no nuestra vida a ella, además de que tiene que haber un nutricionista detrás de nuestras metas físicas ya que las dietas deben ser pautadas y personalizadas.

En segundo, entendamos que la salud empieza desde nuestros pensamientos y que si le damos un enfoque balanceado y de salud a todo lo que hacemos y lo que consumimos, nos será más fácil poner límites y ser disciplinados hasta lograr nuestras metas.

Tercero, todo es más fácil si mantenemos la creencia de que no hay alimentos buenos o malos, sólo mejores decisiones. Sé inteligente con lo que comes.

Y por último, deja de tener culpa o juicios. Nadie sigue las cosas al pie de la letra y nadie es perfecto. Recuerda que tus decisiones son tu responsabilidad y tampoco tienes que culparte porque las cosas no resulten como lo imaginas. Ten paciencia y sé amable contigo misma.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.