Amor propio y cuidado de la piel

Las rutinas de skincare son un boom que acaparan todos los contenidos de belleza actualmente. En mi caso, basta con ver un par de consejos en algún video para que me lleguen las ganas de hacer algo con mi piel, sin embargo, eso no es del todo una buena idea. Hagámonos esta pregunta, ¿para qué quieres una rutina de belleza? Aunque no lo parezca, el cuidado de la piel está íntimamente relacionado con el amor propio, y de eso hay que hablar.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

La creación de hábitos, de rutinas y la imposición de metas personales no deberían existir sin que se tenga bien definido lo que queremos lograr y lo que nos hace sentir bien. El no sentirnos cómodas con nosotras mismas pone a nuestra disposición decisiones apresuradas y fáciles que lejos de ser beneficiosas, traen consecuencias poco agradables.

Como ya lo he dicho, el amor propio no es una meta, sino un camino por el que experimentamos hasta conocernos realmente. En ese camino la parte del reconocimiento propio y la aceptación física tienen un gran propósito que es al que nos podamos sentir cómodas con quienes somos y lo que pensamos aceptando que somos diferentes y que no tiene nada de malo no cumplir con expectativas.

No tiene nada de malo seguir las rutinas de belleza que nos vengan en gana y someternos a tratamientos que nos recomienden pero recordemos que, por naturaleza, el ser humano siempre tiene deseos de más, nunca va a ser suficiente para una persona que no tiene amor propio ni madurez emocional.

Ten autocompasión, sé paciente y amable contigo misma. Cuando no le envías señales al cuerpo de que lo quieres cuidar, él no lo reconoce y entonces se da paso a pensamientos limitantes que van a ser como un ancla en el camino.

Saber identificar qué fue lo que te afectó, el por qué quieres verte mejor, el hacerte un autoanálisis para saber qué te funciona o que no, no se descubre con dos faciales o una visita con el dermatólogo, es un journey que no tiene fecha de término, es un proceso de autoconocimiento. No es un proceso sólo superficial, sino que uno aprende a cuidarse y honrarse de la mejor forma posible. En el momento en que hayas definido cada uno de estos puntos, adelante, la parte divertida y satisfactoria de las rutinas de belleza te esperan.

También te puede interesar

Cómo conseguir un glow up verdadero

Encontrando la belleza que hay en ti

Pasos para crear una rutina de belleza

Rutina para tener un cabello increíble

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.