Qué comer para tener la piel bonita

Cuando era niña, alguna vez escuché en un programa de televisión la frase de “somos lo que comemos” y tuvieron que pasar varios años para que eso tomara sentido en mi mente. Lo cierto es que la nutrición no sólo es para bajar de peso, todo lo que ingerimos puede ser beneficioso, o no, dentro y fuera de nuestro organismo. Lamento decir que, para tener una piel bonita no son suficientes los faciales.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Recordemos que lo saludable se nota en el cabello, los ojos y hasta en las uñas, pero sobre todo en nuestra piel. La piel no se anda con rodeos, ahí se nota la edad, nos hace saber nuestro estado de salud y el de ánimo.

Creo que a estas alturas todo lo que sea para mejorar el aspecto de nuestra piel es bueno, pero lo más importarle es tener conciencia de lo que comemos porque su aspecto puede depender en gran manera de ello. Si está en tu interés cambiar tu estilo de vida y mejorar tus hábitos considero que una reeducación nutricional es muy importante.

Educarnos nutricionalmente no significa que comamos lo que no queremos, sino evitar en manera de lo posible consumir ciertos alimentos que no aportan buenos nutrientes a nuestro cuerpo y no obsesionarnos con dietas o suplementos.

También te puede interesar

Cómo cuidar tu piel en primavera

Por dónde se empieza para tener una piel bonita

Hablemos de nutrición, lo básico sería evitar lo más posible el consumo de todo aquello que nos hace mal a nuestro organismo. No precisamente que volvamos nuestra ingesta diaria de alimentos insoportable, sino que tengamos consciencia de las cantidades que consumimos de ciertas sustancias que simplemente no se llevan bien con nuestra salud y que es mejor tenerlas un poco alejadas de nuestra mesa y estilo de vida.

  • Disminuir el consumo de azúcar. El exceso de consumo de azúcar produce moléculas que dañan el colágeno y la elastina, impidiendo que la piel pueda respirar y en la gran mayoría de los casos agrava la condición de las pieles con acné.  
  • Evitar las bebidas azucaradas gaseosas (como Pepsi y Coca Cola). Si es muy necesario, puedes sustituirlas por agua mineral. Recuerda que estas bebidas no aportan ningún beneficio nutricional y que debido a su efecto diurético llegan a deshidratar la piel.
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco. El alcohol también tiene un efecto diurético que puede causar resequedad en la piel.
  • Disminuir el consumo de lácteos y chocolates. Aunque los lácteos traen beneficios saludables para nuestro cuerpo, el hecho de consumirlos demasiado puede empeorar las situaciones de acné produciendo una mayor cantidad de sebo.
  • Evitar la comida rápida y las grasas de mala calidad. Los alimentos ultraprocesados traen inflamación que interfiere en la nutrición de nuestra piel y cabello.
  • Disminuir el consumo de harinas refinadas. Todos estos alimentos favorecen dañan el colágeno y la elastina en la piel y en los músculos. Con ello, la piel pierde la capacidad de ser más flexible y favorece la aparición de arrugas.

¿Qué debo comer?

El llevar una dieta balanceada hace más que suficiente pero, agregar a ella esta lista de alimentos puede dar ese plus para que nuestra piel se vea radiante.

  • Huevo. Es una fuente natural de colágeno. Ayuda a disminuir la inflamación y mantener la elasticidad de tu piel.
  • Avena. Contiene saponinas que son poderosos antioxidantes que protegen las células contra los radicales libres, además, la avena contiene agentes limpiadores que absorben la suciedad que se acumula en los poros, por ello, ayuda a disminuir y tratar el acné controlando la producción de sebo en nuestra piel.
  • Zanahorias. Es rica en vitaminas que también fortalecen las uñas y el cabello. Contienen betacaroteno, el cual el organismo lo convierte en retinol y hace que tu piel siempre tenga un aspecto saludable. La zanahoria también es aliada de la piel grasa o con acné, ya que posee un efecto antioxidante y astringente.
  • Manzanas verdes. Agrega a tus ensaladas estas frutas que retrasan el envejecimiento y protegen nuestra piel frente a los rayos del sol y otros posibles problemas de la piel siendo ricas en vitaminas E, C, B y A.
  • Piña. Es un antinflamatorio natural que mejora la circulación de la sangre y, por ende, ayuda a combatir el acné y, además, su contenido de vitamina C le da vida a tu piel.
  • Té verde. Contiene antioxidantes poderosos que protegen de los daños solares y  reduce enrojecimientos,  aumenta la hidratación y elasticidad de la piel.
  • Semillas de chía. Ayuda a deshacerte de las toxinas de tu piel al ser un alimento que contiene es más de un 60% de omega 3 que, asimismo, ayuda a la producción de colágeno.
  • Tomate. Sus niveles de vitamina C y carotenoides protegen la piel contra el daño del sol y previene de arrugas. Al mismo tiempo, contiene los componentes necesarios para mantener la piel hidratada.
  • Brócoli. Es unafuente natural de vitaminas y minerales. El sulforafano que contiene previene el cáncer de piel y protege tu piel de las quemaduras solares

Mely Garcia

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.