Los errores que estás cometiendo en tu rutina de skincare

Aunque creo que siempre puede haber la oportunidad de mejorar tu rutina y tu relación con tu piel, también creo que no todos los consejos que tomamos pueden ser beneficiosos. También creo que el auto-medicarnos y formar algunos hábitos sin la opinión de un experto puede jugarnos una mala pasada. Lo cierto es que, cometemos errores en nuestra rutina de skincare que pasamos por alto hasta que ya es muy tarde.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas y tips!

Insisto, consejos y tips puede haber millones, pero no todos van a beneficiar a nuestro tipo de piel o dejamos de darle atención a puntos verdaderamente importantes por intentar cosas nuevas y maravillosas que nos invitan a hacer los influencers.

También te puede interesar

Pasos para crear una rutina de skincare corporal

14 errores que cometes en tu rutina de skincare

  1. No consultar con un dermatólogo. Nadie sabe más de tu piel que quien se dedicó años para estudiar y conocer a profundidad tus problemas. Recuerda que no es necesario ir al dermatólogo cuando tienes un problema específico o grave, ir por lo menos una vez al año te puede cambiar tu rutina de skincare solamente para tu bien.
  2. No sabes cuál es tu tipo de piel. No necesitas los mismos productos si tu piel es diferente a las demás. Nunca va a ser buena idea utilizar un producto solamente porque está en tendencia, no porque les funcione a algunos te tiene que funcionar a ti.
  3. No tienes que utilizar muchos productos al mismo tiempo. Se necesita ser más consciente de las verdaderas necesidades de tu piel. No se necesariamente se necesita una rutina de 15 pasos para tener una piel perfecta.
  4. No usas protector solar. Es un tema de acostumbrarse a la consistencia. Es bien sabido que es el mejor producto antiedad y si no nos agrade el olor a alberca, hay gran variedad de protectores en el mercado.
  5. No ser constante. Nada suele pasar de la noche a la mañana, como todo, la piel necesita de constancia para reflejar verdaderos cambios.
  6. No lavarte la cara por la mañana y por la noche. Recordemos que por la noche el rostro también suda y que tener la cara limpia evita muchas afecciones.
  7. Lavarse la cara con agua caliente. El agua caliente en exceso reseca la piel, lo ideal es hacerlo con agua tibia o fría.
  8. Aplicar demasiada cantidad de producto en tu piel. A veces creemos que por poner mayor a cantidad es mayor el beneficio, pero la piel tiene una cantidad limitada de absorción y hacerlo en exceso obstruye los poros.
  9. Sobre exfoliación. Exfoliar la piel más de una vez a la semana daña la barrera para los radicales libres.
  10. No limpiar tus herramientas de maquillaje. Mantener tus herramientas limpias y desinfectadas evitan la proliferación de bacterias que pueden producir reacciones e irritación en la piel.
  11. No se utilizan los mismos productos para la piel como para el rostro. La piel de la cara es muy diferente al resto de nuestra piel, no la expongas a productos que no son exclusivos para el rostro.
  12. Se olvida el escote y el cuello. Se nos olvida tomar en cuenta que la piel es esas zonas es muy fina dado que posee menor concentración de glándulas sebáceas y por ello es imprescindible prevenir el envejecimiento prematuro protegiendo la zona y manteniéndola humectada.
  13. El orden de los productos. Cuando se aplican los productos sin un orden en específico no se permite que estos cumplan con su función. Recuerda, los productos más líquidos al principio y los más densos al final.
  14. Prestar atención a la fecha de caducidad de un cosmético. Según la Dra. Elena de las Heras, al usar productos cosméticos caducados existe un riesgo más alto de que se produzca una dermatitis irritativa, erupciones cutáneas, o fototoxicidad si se usa antes de una exposición solar.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.