Pasos para crear una rutina de belleza

La clave para tener una piel cuidada es adquiriendo una rutina de belleza. Últimamente las redes sociales están plagadas de rutinas de skincare y de recomendaciones de un sinfín de productos que podemos tener a nuestro alcance, sin embargo, no todas esas recomendaciones son útiles e incluso, pueden ser hasta dañinas si no se toman las debidas precauciones. Según los expertos, hay sólo cuatro pasos imprescindibles que nunca deben faltar cuando planifiquemos una rutina de belleza.  

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Creo que el cuidado de la piel es algo que se debe tomar muy en serio. No debemos tomar el consejo de cualquiera cuando se trate de conservar nuestra salud, recordemos que todos los problemas de la piel tienen solución cuando estas en manos expertas.

También te puede interesar, qué puedes hacer para envejecer mejor.

4 imprescindibles de una rutina de skincare

Mi gusto culposo es ver por horas videos donde las coreanas llevan a cabo 10 pasos en sus rutinas de cuidado facial. Aunque me gustaría intentarlo uno de estos días, la verdad es que con las prisas y la falta de tiempo me es imposible pero, el saber que los dermatólogos sólo recomiendan que incluyamos estos tres pasos en nuestras rutinas de skincare me da la tranquilidad que necesitaba.

El Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez ha mencionado que primeramente hay que respetar las “3 R” del cuidado de la piel:

  • Resguardar por el día.
  • Reparar por la noche.
  • Renunciar a los productos que no sirven.

Basado en ello, se debería cumplir con los siguientes pasos clave.

Paso 1. Limpiar la piel.

No importa si te maquillas o no, hazlo por la mañana y por la noche; la limpieza asegura que la piel esté lista para recibir el tratamiento posterior. Cuando no hay una limpieza adecuada las células se van a cumulando, los radicales libres, la contaminación y el maquillaje terminan dañando nuestra piel.

Elige productos que sean para tu tipo de piel y toma en cuenta tus preferencias personales, como regla general recuerda, a las pieles secas les va mejor los aceites, a las grasas los geles y a las mixtas las espumas limpiadoras.

Regla de oro: la limpieza debe ser profunda, suave y nunca abrasiva, es muy importante que nos preocupemos por una limpieza adecuada.

Paso 2. Hidratar.

Busca productos que contengan tres tipos de ingredientes: humectantes, oclusivos y emolientes. Si contienen ceramidas, ácido hialurónico, glicerina, karité o pantenol, cómpralos teniendo siempre en cuenta tu tipo de piel. Recuerda que los ingredientes humectantes compensan los aceites naturales de la piel y que los hidratantes proporcionan el agua que necesita.

Paso 3. Proteger.

No hay mejor que una crema antiedad que una buena protección solar. Busca protectores solares con un mínimo de FPS 30. La piel del rostro está constantemente expuesta a los rayos UV directamente, por lo que es la más vulnerable a la radiación solar que daña el colágeno y los tejidos conectivos de la piel.

Si quieres darle un plus a tu piel, te dejo una rutina básica pero de nivel avanzado que sin duda le da ese glow extra que tanto buscamos.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.