8 tips para tu paz interior

Hace tiempo escuché a alguien decir que la calma es pasajera y que una verdadera tranquilidad es aquella que sigue ahí en las circunstancias más difíciles. Honestamente eso es algo que he estado trabajando para poder vivir, sinceramente, en armonía y no sólo aspirar a tener unos minutos de esa paz que se esfuma cuando vuelvo a abrir los ojos.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Vivir con paz no significa estar desapegada de lo que sucede a nuestro alrededor, al contrario, es el cómo reaccionamos ante las cosas negativas que puedan influir en nuestro carácter y emociones. Para ello no basta con algunos minutos de meditación guiada o ejercicios de respiración, que aunque son muy útiles hay otros tips que también ayudan en gran manera a vivir en calma.

La lista de cosas simples para mejorar tu vida.

Tips para tu paz interior

  1. Crecer en confianza de que todo tiene un propósito. Nada ocurre por coincidencia, lo que está destinado a ser, así será.
  2. Vivir en el presente. Si vivimos anclados al pasado nos lleva a la depresión y si vivimos anclados en el futuro nos lleva a la ansiedad. Aquí te digo qué hacer para desconectarte y disfrutar del presente.
  3. Ser humilde. Cuando eres soberbio todo te ofende, todos están mal, todos te lastiman. Entender que no somos el centro del universo le quita mucho peso a nuestros hombros.
  4. Desprendimiento de todo. Nos cuesta mucho soltar y vivimos arraigados a sentimientos, a personas, a lugares, a objetos, a recuerdos pero, nada nos pertenece, no existe el control, sólo podemos manejar lo que tenemos.
  5. Obediencia a los cambios que trae la vida. No luchemos contra nuestra realidad, pelearnos con las circunstancias de la vida no trae nada de provecho.
  6. Orar. No solamente se debe ver desde el lado religioso, sino que es una práctica que te sincera en lo que estás sintiendo, te desahoga y te trae claridad.
  7. Sacrificio. Dejando a un lado el significado masoquista de la palabra, el hacer sacrificios te hace más tolerante al dolor, al sufrimiento, te da fuerza de voluntad, te hace más fuerte.
  8. Gratitud. Ser agradecido abre las puertas a bendiciones que no esperamos. Agradece al levantarte y antes de irte a dormir por lo que tienes y también por lo que no.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.