4 cosas que debes dejar de hacer para ser más feliz

Verdaderamente creo que somos merecedoras de vivir la vida que queremos y ser felices. También creo que no poseemos el control de nada y que más bien manejamos lo que tenemos al alcance, es por ello que hay un mar de posibilidades cuando tomamos una decisión importante. Tenemos en nuestras manos el decidir ser felices y disfrutar el proceso o, seguir un camino en el que uno mismo impone las limitantes para vivir plenamente. Aquí hay 4 cosas que debes dejar de hacer para vivir más feliz.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

El ser feliz va más allá de un sentimiento, es hacer lo que te gusta sin darle la mínima oportunidad al arrepentimiento. ¿Quién se puede arrepentir de hacer algo que hizo que su corazón se sintiera vivo?

Pasos para lograr el perdón, la felicidad y la salud mental.

Cuatro cosas que debes dejar de hacer ahora mismo

  1. Deja de esperar la aprobación de otros. No necesitamos la validación de alguien más para comenzar cosas nuevas. Hay una diferencia en pedir una opinión y en basar nuestras decisiones a partir de lo que los demás quieren. Aunque muchas veces esperamos que alguien nos dé un empujón, no necesitamos la aprobación de nadie para ser capaces de hacer cualquier cosa. Puedes alcanzar lo que sea sin que alguien te diga que está bien hacerlo, recuerda que nadie debe estar más orgulloso de ti más que tú misma.
  2. Deja de pensar que tienes que cumplir con algo para lograr ser merecedora del éxito. No necesitas tener un cuerpazo para sentirte hermosa, no necesitas matarte en el gimnasio ni limitarte a comer sólo lo suficiente por meses para lograr un summer body este verano, nadie traza esas exigencias más que tú misma. Eres merecedora de todo lo que quieres en tu vida ahora, no hay pre requisitos para lograrlo, no tienes que sufrir, no hay más barreras que las que nosotros nos ponemos.
  3. Deja de hacer las cosas que no te gusta hacer. Si vas a hacer algo, que no sea con el propósito de complacer a alguien o hacerlos felices, ni para aparentar, ni impresionar o porque te sientes obligada de hacerlo por algo que leíste en algún lado. Si no quieres hacerlo no tienes por qué. Pregúntate: ¿Tus nuevos hábitos en verdad te hacen sentir bien? ¿Haces las cosas porque te gustan o porque te sientes obligada a hacerlas? Por ejemplo, si haces TRX es porque sabes que te hace bien pero, la verdad es que odias hacerlo, ¿es necesario seguir con eso? No comas lo que no te gusta, no salgas con gente que no te cae bien, elige tu comodidad y tranquilidad antes que nada.
  4. Deja de intentar gustarle a todo el mundo. Uno no puede llegar a ser alguien que le caiga bien a todos y eso no quiere decir que algo esté mal con nosotros. En vez de preocuparte de cómo te perciben pregúntate ¿lo que estoy haciendo está siendo fiel a lo que soy? ¿Me siento feliz con lo que estoy haciendo? Recuerda que todo lo que pierdes siendo como eres no es algo que debía estar en tu vida, no era para ti y eso está bien.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.