21 ejercicios para mejorar tu vida

Los desiertos por los que he pasado me han hecho entender que no podemos cambiar nuestra vida si en verdad no hacemos algo por cambiarla. Es tu propia elección la que te puede estancar o hacer que avances, tú eliges si haces algo para mejorar tu vida, para ser más feliz, para crecer, para cuidarte y para sacar lo mejor de ti o, también puedes elegir seguir en el lugar donde vienes estando por mucho tiempo sin ninguna otra meta mas que cumplir con un día más. ¿Qué eliges hoy?

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Uno no nace sabiendo lo que le conviene o no, eso es cuestión de aprender en el camino. A mí me gusta vivir bonito. Me gusta comer mi comida favorita y también me gusta cuidarme, me gusta la tranquilidad de mi hogar y el bullicio cuando estoy rodeada de mis amigos. Elijo sentirme bien anteponiendo siempre mi bienestar y mi salud emocional que me permiten disfrutar de la mejor manera lo que cada día me puede ofrecer.

¡Vamos a mejorar nuestra vida!

Siempre he pensado que para hacer grandes cambios se debe empezar por cosas pequeñas, diría un famoso dicho “un día a la vez”. Empecemos por algunos ejercicios que ayudan grandemente a mejorar tu vida.

  1. Levántate temprano todos los días. Hacerlo no sólo beneficia a la productividad y organización, sino también evita la depresión y ayuda a mejorar la calidad del sueño, por lo tanto se beneficia a la salud en el organismo y en el plano mental.
  2. Tomar agua en cuanto te despiertes. Cuando llevamos tantas horas de dormir, naturalmente estamos deshidratados. El tomar agua en ayunas, ayuda al sistema linfático, a limpiar el colon y a restaurar los músculos, además de que favorece a mantener la elasticidad y la tonicidad de la piel.
  3. Tiende tu cama en cuanto te levantes. Dice Karen Miller que “el estado de tu cama es el estado de tu mente” y según McRaven, tender la cama es equivalente a establecer una intención de hacer las cosas que te dan una vida ordenada, exitosa, responsable y balanceada. Leer aquí.
  4. Desayuna bien. ¡Nuestras madres tenían razón! si no desayunamos nuestro rendimiento y productividad disminuyen, además propicia a los cambios de peso corporal y a que la concentración no sea la misma. ¡Nunca salgas de tu casa sin desayunar!
  5. Toma un baño de agua helada por 30 segundos. El hacerlo puede significar un reto para quienes amamos bañarnos con agua calientita pero, el cambio de temperatura de caliente a fría trae muchos beneficios como: acelerar la circulación, mejorar el estado de ánimo, se activa el metabolismo, se refuerza el sistema inmunológico, se tonifica la piel y ayuda a recuperar energía.
  6. Examina y elimina lo que no necesitas en tu vida. Con esto se refiere a algún objeto material o también a personas, todo aquello que no aporte ningún tipo de valor a tu vida y que tengan acciones que no te benefician.
  7. Lee todos los días. Puede ser un libro, un artículo de revista o internet o cualquier texto que te aporte algún conocimiento y mantenga a tu cerebro ocupado.
  8. Rodéate de personas que te ayuden a crecer. El contar con personas que te quieren y apoyan incondicional y genuinamente te hace el camino más fácil.
  9. Valora más el tiempo que tus posesiones. El tiempo es lo más valioso que tenemos, no se puede recuperar. Cuida con quien lo compartes, lo mucho que lo disfrutas y aprovechas.Las posesiones van y vienen, el tiempo no.
  10. Sal a caminar. Además de que el hacerlo te trae beneficios en la presión arterial, ayuda a la prevención de osteoporosis y es por demás sabido que colabora a la tonificación del cuerpo, caminar también trae claridad a tus pensamientos, oxigena tu cerebro y reduce el estrés y ansiedad.
  11. Haz una obra de caridad. Mi abuela decía que ayudar te hace mejor a ti que a quien estás ayudando. El ayudar provoca bienestar mental, lo que te trae alegría, un aumento en tu autoestima y positividad.
  12. Sé agradecido. Creo que todo lo que tenemos, lo que NO tenemos y lo que dejamos de tener tienen una razón de ser y eso es motivo suficiente para agradecerlo. Agradezcamos desde el hecho de poder despertar esta mañana hasta eso que no le contamos a nadie. Una persona agradecida se abre muchas puertas a sí misma.
  13. Duerme bien. Cuando duermes bien estás más sana, se mejora tu memoria y concentración, eres más feliz y te hace más atractiva porque mejora el estado de tu piel.
  14. Cultiva tus relaciones. Que tus compromisos y deberes no te alejen de las personas que quieres. Encuentra un tiempo para pasarlo con ellos, un momento de calidad se aprecia siempre.
  15. Pon tu teléfono a un lado. No pongas ni uses el teléfono en la mesa a la hora de comer, tampoco lo utilices hasta una hora después de levantarte por la mañana y deja de usarlo una hora antes de irte a dormir. Dejemos atrás esa dependencia que no nos hace nada bien.
  16. Deja de seguir a personas en las redes sociales que no te inspiren. Creo que seguir cuentas que te motiven a ser mejor, que te informen, que muestren una cara honesta y que te hagan reír o sentir inspirada es una manera madura de usar las RRSS.
  17. Mantente organizada. Tómate el tiempo para organizar tu ropa y zapatos, desinstala y ordena tus aplicaciones en el teléfono, limpia tu escritorio y tu correo de e-mails importantes o basura.
  18. 15 minutos de silencio enfocándote en ti. Es una manera fácil y sencilla de escucharte y así saber lo que sientes y lo que necesitas sin la opinión de nadie más. El tomarse el tiempo y el espacio para examinarte da paso a la sanación y al amor propio.
  19. Escribe un journal. Escribir es una de las formas de sanar más liberadoras, te explico más aquí.
  20. Haz ejercicio con constancia. El cuerpo cuando se deja de mover se atrofia. La actividad física es tan importante para el cuerpo como dormir y comer, no sólo para alcanzar los bodygoals que tenemos sino para estar sanas y fuertes.
  21. Huele un limón al final del día. Sé que suena raro pero un estudio de la universidad de Northumbria demostró que el olor a limón trae grandes beneficios. El llenar tu hogar de aromas cítricos purifica el aire y brinda alegría porque es un aliado contra la depresión, combate el cansancio y facilita la concentración.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.