Cuándo soltar una amistad

Si pudiera regresar el tiempo a cuando mi mamá me decía que no me convenían ciertas amistades, con gusto lo haría para evitarme muchos malos ratos, ¡ojalá la hubiera escuchado! Hay personas que poniéndose el título de “amigos” también pueden decepcionar, lastimar y herir muy profundo. Aunque es sabido que por nuestras vidas van a ir y venir muchas personas para enseñarnos algo, hay quienes no aportan nada y uno mismo tiene que sacar. Entendí que soltar una amistad es más sano de lo que parece.

¡Sígueme en Pinterest!

Si hay algo que jamás va a regresar es el tiempo y, decidir con quien lo pasamos es muy valioso. Ya es tiempo de que cuidemos lo que escuchamos, lo que vemos y el cómo nos hacen sentir nuestras amistades. Llega el momento de preservar relaciones sanas que nos hagan sentir cómodos con lo que somos.

Nuestra salud emocional y mental tienen que ser una prioridad y tenemos que aceptar que hay personas que muchas veces en lugar de ayudarnos nos detienen. Hacer una evaluación del tipo de gente de la que nos rodeamos es el primer paso para desintoxicarnos de malas compañías.

Aclaro, no es dejarle de hablar de un momento a otro a quien quieras, no necesariamente se debe romper de tajo una relación, simplemente aléjate un poco y no los mantengas tan cerca de ti.

Para ello, sugiero que apliquemos algunos filtros.

Cuatro tipos de personas

Según el libro Los Yoga Sutras de Patanjali dice que hay cuatro tipos de personas:

  1. Las personas felices. Con quienes debemos cultivar amistades.
  2. Las personas virtuosas. A quienes deberíamos imitar.
  3. Las personas en problemas. A quienes deberíamos ayudar.
  4. Las personas con malas intenciones. A quienes debemos evitar.

Creo que, si tomamos en cuenta a cada uno de estos tipos, nos va a ser muy fácil identificar a quien debemos o no mantener a nuestro lado. Pregúntate:

  1. ¿Quiénes son tus amigos o quiénes son las personas que más frecuentas?
  2. ¿Te brindan luz?
  3. ¿Los admiras?
  4. ¿Puedes aprender de ellos y te están inspirando a ser mejor persona?
  5. ¿Te muestran un cariño genuino y recíproco?

Todos tenemos cierto tipo de amistades, pero es importante que veamos si ellos tienen algo de esto para saber qué tan cerca queremos que estén. Démonos cuenta de lo que nos gusta y lo que no. Dejemos de idealizar a las personas y veámoslas como lo que realmente son.

Recuerda, las amistades reales se quedan juntas, fluyen, se entienden y se ayudan a crecer mutuamente. No tiene absolutamente nada de malo el cuidar todas las relaciones que puedan influir en tu vida y en tu felicidad.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.