Entre citas y altas expectativas

El documental de The Tinder Swindler  en Netflix me trajo varios temas que he podido discutir con mis amigas largo y tendido. Por ejemplo, quien diría que las citas, siendo tan comunes, puedan traer a veces tanto daño emocional. Dejando de lado la gran estafa monetaria del protagonista del documental, me llamó la atención el cómo es tan “normal” el tener altas expectativas en el mundo del dating. No nos damos cuenta de eso hasta que, a veces, nosotras mismas nos rompemos el corazón.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

Lo cierto es que en nuestros perfiles siempre vamos a mostrar la mejor parte de nosotros y eso conlleva a muchas ideas que los demás se pueden hacer acerca de quiénes somos en realidad. Lo triste es, que las altas expectativas nos juegan sucio.

El idealizar a alguien por su foto de perfil es algo muy irresponsable de nuestra parte; yo soy culpable de eso y también sé que no soy la única. Basta con ver el físico y el estilo de vida de la persona en cuestión para imaginarnos un sin fin de finales felices. Sin embargo, he entendido, por las malas, que es ilógico ponerle altos estándares a alguien que apenas conocemos.

Tengamos presente que tener citas no es un compromiso y hay que bajar del pedestal a tu date para poder ir con confianza a la cita. Entiendo que no podemos salir con alguien que en pantalla se ve increíble y no tener expectativas pero entendamos que en todo momento debemos tener en claro nuestro valor y tenemos la capacidad de escoger con quien compartimos nuestro tiempo.

Si en dado caso, se cumplió lo indeseable y saliste con alguien que no te volvió a buscar, te está haciendo un favor porque seguramente esa persona no debe estar en tu vida. Sin embargo, también creo que no todas las personas deban dar explicaciones y que si alguien te deja de hablar esa también es una señal. Nadie nos debe nada. Porque, si bien, es horrible salir con alguien que termina por no volvernos a mostrar interés y nos hace una cifra más en el mundo del ghosting, eso no hubiera pasado si nunca hubiéramos esperado tanto.

Si vas a salir con alguien es porque vas a disfrutar el momento. Salir con alguien no significa que quizás se van a casar el día de mañana. Salir con alguien es gozar de un café y una buena plática sin esperar nada a futuro. (Manual para tener una cita) Es mejor asombrarnos con lo que vamos conociendo de cada quien a querer que actúen de una manera que no existe.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.