Cómo estar más guapa este año

Después de festejar que dejamos en el pasado un año más de nuestras vidas, después de los fuegos artificiales, los brindis y los abrazos, el primero de enero es la fecha más esperada para los nuevos comienzos. Desde ese momento, tenemos doce nuevos meses en los que podemos cumplir todos los propósitos y metas que le contamos a las uvas en las ultimas campanadas del año anterior (hopefully). Vayamos sin prisa, pero sin descanso, a cumplir nuestros sueños mientras hoy te digo cómo verte aún más bonita en el camino.

¡Sígueme en Pinterest para más ideas!

No sólo en año nuevo, sino cualquier momento es perfecto para hacer cambios y probar cosas nuevas. Aunque, comenzar nuevos retos, ya sean profesionales, espirituales, familiares o de cualquier índole requieren de compromiso y disciplina, no hay que perder de vista los pequeños detalles que a la larga hacen la diferencia. Entendamos que cuidar nuestra salud es lo más importante, y que todo lo que nos sucede adentro se refleja por fuera.

Photo by <a href="https://unsplash.com/@contentpixie?utm_source=unsplash&utm_medium=referral&utm_content=creditCopyText">Content Pixie</a> on <a href="https://unsplash.com/s/photos/beauty?utm_source=unsplash&utm_medium=referral&utm_content=creditCopyText">Unsplash</a>

¡New year, new me!

Los siguientes puntos, más que ser propósitos, pretendo que sean hábitos que ayuden a que te sientas mejor contigo misma, te den más seguridad y que te guste cada día más lo que ves por la mañana en el espejo antes de salir de casa. Si hay alguno que ya estas realizando, por favor, sigue con ello.

  1. Prueba nuevos productos y estilos. Es tiempo de una renovación, prueba un nuevo producto para tu piel, cabello o maquillaje. Corta tu cabello o haz un cambio en tu guardarropa. Los cambios siempre son buenos y si no te gustan, siempre puedes volver al inicio.
  2. Usa protector solar diariamente. Esto es algo que debemos tomar muy en serio. Todos sabemos que los Rayos UV nos traen muchas penas, ya sean arrugas, manchas y en el peor de los caso (toco madera por todos) cáncer de piel. Hoy ya tenemos muchas opciones en el mercado de bloqueadores y productos que nos pueden brindar una buena protección. Tómate el tiempo de elegir el que más le conviene a tu tipo de piel y tus actividades diarias.
  3. Desmaquíllate antes de ir a la cama. Ya sé que es un consejo por demás trillado, pero de verdad es un tesoro. Si limpiamos nuestra cara antes de irnos a dormir, evitamos poros tapados, acné, piel opaca y arrugas. Recuerda, cuando la piel respira apropiadamente se ve luminosa.
  4. Renueva tus productos. Revisa constantemente la fecha de expiración de tu maquillaje, de tus cremas, desmaquillantes, tónicos, sueros y todos los productos que utilices. Con ello evitamos infecciones y la propagación de bacterias.
  5. Limpia tus brochas y utensilios de maquillaje. Por lo menos cada dos semanas date a la tarea de limpiar y desinfectar todo aquello que uses para aplicar tu maquillaje. Es bien sabido, que estos utensilios al acumular restos de productos, suciedad, polvo o humedad, se crea un escenario perfecto para la proliferación de bacterias que pueden producir en tu piel reacciones e irritación.
  6. Toma agua al levantarte por la mañana. El agua activa reacciones químicas vitales en el organismo. Esto favorece que el cerebro se active por la mañana y se mantenga alerta el resto del día. También ayuda a los riñones a eliminar los residuos del cuerpo. Así, al tomar un vaso de agua por la mañana activaremos nuestro cuerpo mucho más rápido.
  7. Mantén tu piel y labios hidratados. Suena fácil, pero deberías poner atención a tu tipo de piel y las necesidades que tiene a lo largo del día. Ya no hay pretexto en decir que tu piel es seca, mixta o grasa, siempre hay un producto que se ajusta lo que necesitas y el hecho de darte tiempo para elegir el correcto le da a tu piel la posibilidad de verse mejor que nunca. Los labios también necesitan atención, exfólialos una vez a la semana y mantenlos hidratados tomando suficiente agua y usando tu bálsamo favorito constantemente.
  8. Usa mascarillas para el cabello. Utiliza una vez por semana (según las características y necesidades de tu cabello pueden ser más veces) una mascarilla hidratante cuando estés en la ducha.
  9. Cepilla tu cuerpo a diario. Comprar un cepillo de cerdas naturales es la mejor inversión que puedes hacer. El cepillado en seco te hará tener más energía, mejorará tu circulación, reduce la celulitis, suaviza tu piel y estimula el sistema linfático que ayuda a tu cuerpo a eliminar toxinas y mantiene el correcto funcionamiento de tu sistema inmune.
  10. No te olvides de tus uñas. Mi abuela decía que las manos son nuestras cartas de presentación al mundo. No me refiero a traer siempre el manicure recién hecho o que siempre estén suaves, sino que la limpieza y el cuidado personal siempre van a saltar a la vista, sea cual sea nuestro oficio o del poco o mucho tiempo que dispongamos para nosotros. El mantener las uñas en buen estado y tus manos bien hidratadas habla mucho de nosotros.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.