Hagamos compras saludables

Una de las cosas que más disfruto hacer es ir de compras. Para mi es casi terapéutico ir de tienda en tienda olvidándome por un rato de mi vida. Sin embargo, admito que también he hecho en gastos innecesarios de los que me he arrepentido con el tiempo porque sólo me trajeron desfalcos y decepciones. Creo que siempre es buen momento para intentar sanear nuestras finanzas y hacer compras saludables para dejar de gastar en tonterías.

¡Sígueme en Pinterest!

El tener un buen estado financiero es algo que ha tomado mucha importancia para mí, últimamente. Mis metas han ido cambiando conforme he ido cumpliendo años y eso ha traído una especie de madurez que elije mi bienestar y tranquilidad por encima de todo y eso incluye ser sabia con mi economía.

¡Holiday shopping is here!

Sé que siempre vamos a tener la necesidad de comprar cosas pero estamos en esa temporada del año en que se gasta más de lo normal. Los regalos navideños, las decoraciones y la comida lideran la lista de gastos del  mes, pero hoy quiero darte unos consejos antes de que se haga cualquier compra extra (es esta temporada y en cualquier otra) para que al final del día el saldo de las tarjetas y nuestros ahorros no nos tomen por sorpresa.

Antes de comprar toma esto en cuenta

  1. Todas las compras pueden ser inteligentes si no se hacen con deuda. Lo principal que debemos tener en cuenta es cubrir las muchas o pocas deudas que tenemos. Al estar al corriente con ellas podemos gastar sólo lo justo teniendo la tranquilidad de que no hay atrasos ni intereses que cubrir.
  2. Si ya se cubrieron todas las necesidades primordiales. El haber cubierto en primer lugar todo lo referente a tu consumo básico te da la libertad de ir de compras sin remordimientos.
  3. No poner atención a los placeres temporales. Todas las fashion bloggers que sigo dicen lo mismo: haz compras inteligentes, compra algo que te puedas usarlo de muchas maneras y por mucho tiempo y no sólo porque está de moda.
  4. Haz una lista de lo que quieras comprar. Muchas veces vamos de compras sin saber qué vamos a comprar ¡y eso es genial! Pero, si queremos ser sabias, deberíamos hacer un listado de lo que sea que queremos y respetarlo.
  5. Una compra inteligente no necesariamente es lo más barato. Ahorrar no siempre significa ir detrás de las ofertas o los precios bajos sino que debe traducirse en una compra que nos beneficie con su funcionalidad y con su calidad.
  6. Hay que tener una necesidad de compra. No sólo comprar por comprar sino adquirir lo que de verdad necesitamos y tener una armario, una alacena y un hogar financieramente saludable.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.