Convirtiéndome en la mujer que quiero ser

Una vez mi padre me dijo “si quieres ver que el mundo a tu alrededor cambie, empieza por cambiar tú”. Si algo he aprendido es que la vida se trata de perspectivas. Cada experiencia que tenemos crea una nueva visión, nos abre puertas a nuevas posibilidades y nos muestra nuevas facetas de nosotros mismos.

¡Sígueme en Pinterest!

He entendido que todo lo que suceda en nuestra vida es para bien, vamos convirtiéndonos en diferentes personas día con día. Sin embargo, convertirse en la mejor versión de uno mismo va un poco más allá. Es acerca de levantarnos de la cenizas, reimaginar nuestra vida y entender que tenemos la capacidad y el poder de cambiar lo que somos para llegar a ser lo que queremos.

Para lograr convertirnos en nuestra mejor versión, empecemos por preguntarnos esto:

No hay respuestas equivocadas. Lo que sea que se sienta bien para ti es lo correcto.

¿Cuál es la visión que tienes de ti misma?

Debo decir que se necesita valentía para dejar la versión pasada de nosotras mismas para darle paso a lo que queremos y vamos a ser. Dejemos de romantizar el pasado, lo que fuimos e hicimos.

Vivir en el pasado es peligroso porque es algo que ya no existe, entendamos que ahora somos mejores, que constantemente estamos creciendo, regenerando nuestra vida físicamente, estamos creciendo mental y espiritualmente a cada momento de cada día.

Dejemos el pasado atrás para recibir lo que merecemos en el presente. No asumamos que nuestra felicidad depende de lo que nos sucedió. La felicidad es ahora.

A partir de hoy enfoquémonos en lo que sea que nos haga crecer como personas, lo que nos haga felices y lo que nos haga dar pasos hacia la visión que tenemos de nuestra vida en el futuro.

¡Pinéalo!

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.