Rutina de mañana y qué suplementos tomo

La dichosa “nueva normalidad” ha venido no sólo a evitar que disminuya el número de contagios sino también a que hagamos un ajuste en nuestras rutinas para que cumplan con las nuevas requisiciones que la vida nos hace hoy en día. Honestamente, no sé cuántas veces he cambiado mis rutinas de día  y de noche durante el periodo de contingencia sanitaria, lo cierto es que, aunque quiera ya no puedo volver a lo que hacía originalmente, además, decidí incluir ciertos suplementos alimenticios que no había probado y me han ayudado en gran manera.

¡Sígueme en Pinterest!

Puedo decir que, siendo una persona muy rutinaria, ha sido un placer incluir y cambiar ciertos hábitos que ya tenía.

Pero, confieso que no siempre sigo al pie de la letra mis rutinas y varias veces tengo que improvisar.

Debo aclarar, primeramente, que los suplementos son sólo eso, suplementos. Que todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita los obtenemos de los alimentos que consumimos. No existen pastillas mágicas y si alguien se ve en la necesidad de consumirlos puede ser por alguna razón relacionada con su dieta.

En mi caso consulté con mi médico sobre los suplementos que quería consumir (cosa que es algo que recomiendo grandemente), y luego de tener su aprobación pude utilizar algunos nuevos que me han traído beneficios muy buenos y que me gustaría compartirles para que después de considerarlo con su médico también puedan obtenerlos.

Y, ¿Si nos seguimos en Instagram?

Aceite de pescado

Los beneficios del aceite de pescado son variados, sobre todo gracias a los ácidos grasos omega, EPA y DHA. Así, al aceite de pescado se le atribuyen, entre otros, los siguientes beneficios:

  • Mejora la salud general del corazón y previenen alteraciones de su ritmo.
  • Ayuda como prevención de trombosis, embolias y derrames cerebrales.
  • Tiene efecto antiinflamatorio, por lo que ayuda a reducir inflamaciones internas al tomarlo, pero también en la piel o externas al aplicarlo en esta.
  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol malo.
  • Su alto contenido oleico favorece la hidratación de la piel y otros tejidos.
  • Mejora el aspecto de piel y cabello.
  • Ayuda a mejorar el sistema inmunológico, es decir, estimula las defensas, por lo que se usa para prevenir afecciones, como resfriados, y para facilitar el efecto de algunos tratamientos médicos.

Colágeno

A medida que envejeces, tu cuerpo produce menos colágeno, dando lugar a la resequedad de la piel y a la formación de arrugas. Juega un papel importante en el fortalecimiento de la piel, y además puede beneficiar la elasticidad y la hidratación.

  • Ayuda a aliviar el dolor de las articulaciones
  • Podría prevenir la pérdida ósea
  • Promueve la salud del corazón
  • Tomar colágeno puede fortalecer tus uñas y hacer que dejen de quebrarse con facilidad. Además, puede estimular el crecimiento de tu cabello y tus uñas.
  • Ningún estudio ha examinado qué tanto ayudan los suplementos de colágeno a la salud del cerebro. Sin embargo, algunas personas afirman que su estado de ánimo ha mejorado y que sus síntomas de ansiedad han disminuido.

Probióticos

Cuando tomes un probiótico, investiga la afección que deseas tratar y elige el probiótico en función de esa afección. Además, ten en cuenta que aunque un probiótico puede ser prometedor en el tratamiento de una afección, es probable que la investigación se encuentre aún en sus primeras etapas.

Cápsulas de cúrcuma (sólo durante el periodo)

  • Estimula las secreciones y ayuda a la digestión.
  • Se recomienda a personas con falta de apetito, gastritis, acidez y cólicos intestinales.
  • Aclara manchas de la piel nivelando su pigmentación.
  • Reduce la apariencia de las estrías.
  • Calma el acné y la inflamación de la piel.
  • Combate la piel opaca y sin brillo.
  • Es eficaz en la reducción de líneas finas y arrugas.
  • Ayuda en el tratamiento de la caspa y otros problemas del cuero cabelludo.
  • Evita la pérdida de cabello debido a que la cúrcumina inhibe la actividad de agente de crecimiento que causa la muerte de los folículos pilosos.

Magnesio

Según la Womens Health Magazine el magnesio tiene el potencial de mejorar los síntomas de ansiedad en personas propensas a esta, así como la ansiedad relacionada con el síndrome premenstrual en el caso de las mujeres.

Aunque los suplementos pueden mejorar una afección en unas pocas personas y en una circunstancia muy limitada, puede no tener la misma eficacia en situaciones del mundo real. Como siempre, cuando consideres tomar un suplemento, habla primero con tu médico.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.