Síntomas de sanación

Que momentazo cuando nos damos cuenta de que hemos empezado a sanar lo que sea que nos estuviera lastimando. Puede ser que sea largo el camino para la sanación pero al final el resultado no solamente se puede sentir sino que es visible para cualquiera que pase 10 segundos cerca de nosotros.

Cuando has sanado te das cuenta de que:

Aceptas tu cuerpo tal y como es. Al verte al espejo dejas de ver defectos para enamorarte de cada lunar, de cada arruga, de la forma  de tu cuerpo, tu piel, tus ojos y tu sonrisa. Tienes menos quejas y más cariño para ti misma.

Tienes recuerdos, no miedos. Dejas de tenerle miedo a empezar de nuevo, más fuerte, más segura y con más fe.

Te reconectas con tu mente. Controlas más tus sentimientos y logras ser más prudente sin dejar de ser tu misma.

Confías en el mundo de nuevo. Te das cuenta de que aunque no todo es bueno tampoco andas por ahí esparciendo desconfianza a diestra y siniestra. Al contrario, le das el beneficio de la duda a todo pero no te dejas llevar por lo que parece ser y no es.

Dejas el trauma en el pasado. Aceptas que debes avanzar, que no puedes estar atada a viejos rencores o dolores que sientes y que te tienen esclavizada a lo que no puedes cambiar. Aprendes a perdonar y a dejar ir por tu propio bien.

Sientes que todo es posible. Con este sentir nada te puede detener para lograrlo todo, aprovecha que has sanado para comerte el mundo a bocados  y hacer que el cielo sólo sea el comienzo de lo que deseas.

Síntomas de sanación

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.