De las crisis nacen alas

¿Quién no ha pasado por situaciones que los retan a seguirle poniendo buena cara a la vida? La idea de una vida color de rosa se desvanece conforme vamos viviendo. La gente buena no es tan buena, nada es tan fácil como pensábamos, el dolor es inevitable y todo cuesta un poco de nosotros.

Una vez me dijeron que hay dos tipos de personas, las que se tiran a llorar hasta que se quedan sin lágrimas y las que se levantan para no volver a llorar por lo mismo. Ojalá todo fuera tan sencillo como ponerte de pie, aunque no tengas las fuerzas.

Sin embargo, sé que, aunque a veces queremos salir corriendo al lugar más recóndito donde nadie nos conozca hasta ahí seguramente nos encontrarían las crisis que tienen miles de caras porque hagamos lo que hagamos no las podemos evitar.

Siempre habrá algo que nos quite el ánimo, algo que nos detenga a seguir, pero, que sin duda nos hará crecer y madurar lo suficiente para poder soportar lo siguiente. Recordemos que el mundo no se nos cae a menos de que tengamos la fuerza para sostenerlo. Cuando creemos que no podemos más aparece ese extra que nos saca a flote. ¿Como? No tengo idea, pero ahí está.

No nos esperemos a quedarnos sin lágrimas, yo lloré a mares, pero me detuve para retocarme el maquillaje y volver a intentarlo.

Me fueron arrancados sueños, pero pude crear unos nuevos.

No tenía ánimos de levantarme, pero la esperanza de empezar desde cero y que esa vez todo saliera bien me jaló de la cama.

Me sentí sola muchas veces y me abrazaba a mí misma diciéndome que todo iba a estar bien.

Me avergoncé profundamente de mis decisiones hasta que decidí perdonarme.

El pasado me atormentaba hasta que hice una tregua con él.

No hay nada de lo que no podamos sacar provecho, venimos aquí para forjar lo que queremos ser y no lo que los problemas vayan moldeando como les dé la gana. La vida es un experimento basado en meras pruebas y errores y aun así todo está en su lugar. Todo está en equilibrio. Todo tiene una razón de ser.

Mely Garcia

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.