Los esenciales para tu piel este invierno

El invierno es una época que nos trae muchos momentos memorables dentro de la calidez de nuestro hogar. Es tiempo en que las empolvadas chamarras y bufandas vuelven a ver la luz del sol y, sobre todo, es tiempo de hacer uso de los cuidados esenciales que la piel necesita cuando la temperatura comienza a descender.

Conforme va disminuyendo la temperatura en el ambiente también descienden los niveles de hidratación en la piel que, junto con el viento y la exposición constante a la contaminación, hacen que llegue menos oxígeno y nutrientes a las células, por lo que se acumulan células muertas que nos dan un aspecto opaco y pálido.

El cuerpo

  1. Exfoliar. Hacerlo una vez a la semana será suficiente para eliminar las células muertas, ayudar a la buena circulación y permitir que los productos hidratantes se absorban mejor.
  2. Hidratar a diario y varias veces al día la piel cambiando tu crema habitual por una más nutritiva.

Las manos

  1. Nutre tus manos intensivamente un par de veces a la semana masajeándolas por unos minutos con aceite de oliva o de coco.
  2. Intenta en medida de lo posible lavar las manos con agua tibia.
  3. Utiliza crema humectante lo más veces que se pueda al día.

El rostro

  1. Incluye en tu rutina de skincare algún producto (puede ser una crema, algún limpiador) que contenga vitaminas E, A y C que ayudarán a proteger y a prevenir los efectos de la contaminación y el frío.
  2. Prepara y aplícate por lo menos una vez a la semana alguna mascarilla casera que ayude a la buena apariencia de la piel.

Los labios

El frío es el principal responsable de las grietas en los labios, ya que al carecer de glándulas sebáceas se irritan con mayor facilidad por efecto de la deshidratación, por ello:

  1. Utiliza constantemente algún bálsamo labial de nutrición intensiva.
  2. Exfolia dos veces a la semana con azúcar y miel.

El cabello

La lubricación sebácea en esta temporada fría del año es tan baja que dificulta la nutrición del cuero cabelludo dejándolo seco y sensible.

  1. Recurre a acondicionadores y champús dirigidos específicamente a hidratar el cabello profundamente.
  2. Utiliza mascarillas hidratantes, mis favoritas son las ampolletas de hidratación extrema de Pantene.
  3. Aplícate una vez a la semana aceite de coco en todo el cabello y lava como lo hagas habitualmente en la ducha.

Extras, pero no menos importantes

  1. Usa protector solar diariamente.
  2. Toma suficiente agua al día.
  3. Toma baños de sol en medida de lo posible.

Mely Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.